• Home
  • Villas climáticamente inteligentes en India

Villas climáticamente inteligentes en India

August 12, 2013

Making villages1“La variabilidad y los extremos climáticos se vuelven cada más frecuentes y ocasionan pérdidas para los agricultores. Este problema no se puede resolver de manera individual; se necesita la participación colectiva de todos los grupos interesados, a todos los niveles”, puntualizó Clare Stirling, líder del componente del CPR Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCASF) del CIMMYT, durante una reunión de consulta sobre “Tecnologías agrícolas climáticamente inteligentes para los pequeños agricultores de Bihar”, que se celebró el 22 de julio de este año.

Las pláticas fueron organizadas por el CIMMYT y BISA, con el patrocinio de CCAFS y en coordinación con los colaboradores nacionales de investigación y extensión, como el Consejo Indio de Investigación Agrícola (ICAR), el Instituto Indio de Investigación Agrícola (IARI), la Universidad Agraria de Rajendra, el Departamento Estatal de Agricultura y el Gobierno de Bihar; Bioversity International, el Instituto Internacional de Manejo del Agua (IWMI) y el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI); ONG locales y representantes del sector privado; y un grupo de agricultores de los clústers Villas Climáticamente Inteligentes (Climate Smart Village, CSV) del distrito de Vaishali, en Bihar. En animadas conversaciones participaron casi 200 participantes, incluidos los agricultores de las CSV de Bhatthadasi, Rajapakar y Mukundpur (distrito de Vaishali); asesores en asuntos agrícolas de varias villas panchayat; grupos que practican la agricultura climáticamente inteligente, estudiantes y proveedores de servicios.

M.L. Jat, líder de CAAFS por parte del CIMMYT en Sudasia, explicó el concepto de las CSV y las actividades importantes que están poniendo en marcha para ayudar a los agricultores a pequeña escala en el distrito de Vaishali. Los participantes visitaron parcelas de demostración en las que R.K. Jat, agrónomo especialista en sistemas de producción de CIMMYT-BISA, mostró cómo la mecanización y las prácticas agronómicas de la agricultura de conservación (AC) se están aplicando hasta en parcelas pequeñas y fragmentadas. Al unir sus parcelas, los agricultores han mejorado su eficiencia en las operaciones de campo, bajado sus costos y logrado hacer un manejo agronómico apropiado y oportuno de sus cultivos, incluso ante lo incierto de las lluvias. R.K. Jat explicó también las principales ventajas de aplicar las prácticas climáticamente inteligentes, como la cero labranza, la siembra directa de arroz (DSR), la siembra en camas, el manejo de residuos, la diversificación de cultivos y el manejo de nutrientes, para administrar el riesgo climático y optimizar los recursos, a fin de que generen mayores beneficios económicos para los pequeños agricultores.

La participación activa de alrededor de 80 mujeres agricultoras hizo que hubiera balance y variedad en la consulta. Todos los agricultores expresaron su preocupación por la variabilidad del clima y por la forma en que está afectando sus medios de vida. Asimismo relataron su experiencia de cuando sus poblados se convirtieron en villas climáticamente inteligentes y de cómo las prácticas nuevas les han rendido beneficios; después de sembrar trigo sin labrar el suelo en el invierno de 2012-2013, los agricultores, al principio, estaban escépticos ante el cambio de sus viejas prácticas; sin embargo, después de haber cosechado más invirtiendo menos en insumos, todos ellos quieren sembrar de nuevo con cero labranza en el próximo ciclo. Aunque la siembra directa de arroz es una práctica de reciente introducción, los agricultores opinaron que parece ser una tecnología promisoria que los ayudará a reducir los costos de siembra y que les dará un poco de seguridad ante la creciente irregularidad de las lluvias y la escasez de mano de obra. Las mujeres agricultoras aplaudieron la introducción de la máquina de cero labranza por parte del CIMMYT, con el patrocinio de CCAFS. Con el número de hombres que emigran a las ciudades, las mujeres dijeron que la agricultura resulta fácil con la introducción de maquinaria y siembra en camas de maíz y leguminosas.

I.S. Solanki, jefe de la estación regional del IARI, recalcó la necesidad de que los agricultores trabajen con científicos durante la adopción de tecnologías agrícolas resilientes y semilla de adaptación local. Esto fue reiterado por Stirling: “El concepto de las CSV es solo un ejemplo de la sinergia que se produce entre los diferentes programas, inversiones, instituciones y grupos interesados, para adaptarse a, manejar los riegos y mitigar los efectos del cambio climático”.