• Home
  • Trigo tolerante a la sequía en Kazakstán

Trigo tolerante a la sequía en Kazakstán

August 28, 2012

“Éste ha sido un año terrible para la producción de trigo”, recalcó Yuriy Zelenskiy, mejorador de trigo del CIMMYT en Kazakstán. “Ya pasaron 60 días desde que sembramos y no ha llovido; la temperatura se ha elevado en un promedio de tres a cinco grados por arriba de lo normal.” Las variedades tolerantes a la sequía y al calor estuvieron entre los temas importantes que se debatieron durante la Décima Reunión Internacional de la Red de Mejoramiento de Trigo Kazakstán-Siberia (KASIB), celebrada del 6 al 9 de agosto 2012 en la estación experimental Kostanay, en Karabalyk. A la reunión acudieron 35 reconocidos mejoradores y especialistas en agricultura de Kazakstán y Rusia, expertos del CIMMYT y de JSC “KazAgroInnovation”, además de representantes del Ministerio de Agricultura del país anfitrión.

KASIB fue establecida por el CIMMYT en 2000 con objeto de promover la colaboración internacional en la región. A la fecha cuenta con 19 pogramas de mejoramiento adscritos, de Kazakstán y Rusia, que representan un área de más de 20 millones de hectáreas donde se siembra trigo de primavera. Cada programa provee tres líneas a cada colaborador para que las ensaye, y luego se seleccionan y distribuyen las 50 mejores por conducto de la red, con el propósito de aumentar la eficiencia y acelerar los procesos del mejoramiento de trigo.

Kazakstán está entre los 10 principales productores de trigo en el mundo. Aunque este año se sembraron 16 millones de hectáreas, se estima que la superficie afectada por la intensa sequía en la región suma más de 7 mil hectáreas. Se espera una cosecha de grano de 14 millones de toneladas, 50% menos que al año pasado. Si bien esta cifra es superior al promedio anual (del orden de los 13 millones de toneladas), el rendimiento récord del año pasado, de aproximadamente 23 millones de toneladas, fue una muestra del potencial que tiene el uso de las variedades de trigo tolerantes a la sequía. La situación es similar en el resto de la región: se estima un descenso de 30% en la producción de Rusia, Ucrania y Kazakstán, en comparación con los rendimientos de 2011.

Gracias a KASIB, desde que comenzó a operar, se han intercambiado y ensayado más de 15,000 líneas. Los materiales de KASIB se evalúan para identificar 20 atributos (por ejemplo, resistencia a enfermedades y tolerancia a sequía y calor) e incluyen variedades de alto rendimiento con mejor adaptación a esta zona agroecológica. “Esta clase de cooperación internacional es la mejor manera de introducir nuevas variedades”, opina Muratbek Karabayev, representante del CIMMYT en Kazakstán.