• Home
  • Noticias
  • Tercer taller internacional del consorcio para elevar el rendimiento del trigo: lo más reciente en la investigación de este cereal

Tercer taller internacional del consorcio para elevar el rendimiento del trigo: lo más reciente en la investigación de este cereal

March 21, 2013

Workshop1Más de 100 representantes de diversas actividades en la investigación sobre trigo, científicos y estudiantes de 28 países, fueron recibidos por el señor John Snape, miembro del Consejo Directivo del CIMMYT, ya que fue él quien inauguró el tercer taller internacional del consorcio para elevar el rendimiento del trigo (Wheat Yield Consortium, WYC). Esta reunión, patrocinada por la SAGARPA (por conducto de MasAgro), se celebró en el Campo Experimental Norman E. Borlaug (CENEB) cerca de Ciudad Obregón, Sonora, México, del 5 al 7 de marzo.

Después del discurso de bienvenida, Vicky Jackson (BBSRC) dio un informe de los progresos que ha hecho la Red de Rendimiento de Trigo (WYN), que sustituye al WYC y se propone expandir la base de financiamiento y su agenda de trabajo. El doctor Matthew Reynolds del CIMMYT, a continuación, informó de las actividades del rendimiento a la fecha. “Aunque la producción ha aumentado de manera constante, el precio del trigo sigue aumentando a un ritmo bastante acelerado. WYN es una red internacional de científicos que trabajan en conjunto para atender estos asuntos. Dado que la productividad del trigo será fundamental en la seguridad alimentaria en el futuro, esta red se proponer aumentar en 50% el potencial de rendimiento del trigo en un plazo de 20 a 25 años, 1) aumentando la biomasa de las plantas al aumentar su capacidad fotosintética; 2) optimizando la partición de componentes para maximizar el rendimiento; y (3) incorporando caracteres útiles al potencial de trigo en las líneas líneas de mejoramiento elite adaptadas a los diferentes agro-ecosistemas en el mundo. “Estamos creando una cartera balanceada de proyectos con una agenda orientada a generar resultados para dar soluciones a los productores y consumidores de trigo en el mundo en desarrollo”, anunció Reynolds.

SONY DSCEl primer día estuvo dedicado a más de 20 presentaciones en que se expusieron las tres principales áreas de investigación. Presidida por Bill Davies de la (Universidad Lancaster), la sesión sobre mejoramiento de biomasa abarcó temas como la optimización de la fotosíntesis foliar y del dosel, y el potencial fotosintético de las espigas. Gemma Molero (CIMMYT) señaló que aunque por más de medio siglo se ha reconocido la importancia de la fotosíntesis de la espiga, ningún programa de mejoramiento ha intentado aún mejorar de manera sistemática esta característica. Después de dicha sesión, hubo una ponencia en torno a la optimización de la partición de componentes, por parte de Martin Parry de (Rothamsted Research), y el día concluyó con un diálogo enfocado en las actividades para mejorar el potencial de rendimiento y las plataformas de apoyo a la investigación del trigo, a cargo de Bill Daniel Calderini (Universidad Austral de Chile).

Al día siguiente, los visitantes fueron a la plataforma de caracterización de fenotipos en México (MEXPLAT), ubicada en el CENEB, donde participaron en un día demostrativo y en ponencias sobre el potencial de rendimiento, el rendimiento y la adaptación del trigo a factores desfavorables. Tuvieron también la oportunidad de ver el primer dirigible del CIMMYT, que se puso en funcionamiento durante el taller del año pasado; y ver en acción el nuevo sistema de teledetección AscTec Falcon 8, lo mismo que otros instrumentos que utilizan los estudiantes de doctorado y los fisiólogos del CIMMYT en su trabajo.

Workshop4

“Para mí, todas las ponencias fueron interesantes”, opinó Yosra Ellemsi, agrónomo y becario del programa de agricultura de conservación del CIMMYT, originario de Tunisia, cuyo comentario es una muestra de que el taller no estuvo dedicado únicamente a fisiólogos. “Me interesó de manera particular la presentación de Sean Thompson, quien utilizó un georradar Workshop2para hacer fenotipeado de raíces. Este instrumento es fascinante, primero, porque se puede introducir en el suelo sin causar destrucción, y, segundo, porque podría ayudar a que los mejoradores hagan caracterizaciones fenotípicas y seleccionen la biomasa de la raíz de manera más eficiente en las poblaciones de mejoramiento.” Al concluir el taller, Davies le dio las gracias al doctor Reynolds y a su equipo por haber organizado el evento y por el trabajo que hacen para alcanzar las metas del WYC: “Creímos en esto desde la primera vez que hablamos sobre el WYC y ustedes han hecho que siga adelante. Este taller nos dio una gran oportunidad de hablar de los avances más recientes en el campo de la investigación sobre trigo, ya que ustedes invitan siempre a científicos que nos ilustran en temas muy interesantes.