• Home
  • Noticias
  • Solución a los problemas de la investigación sobre el género

Solución a los problemas de la investigación sobre el género

November 23, 2016
dsc_0642-2

Anuprita Shukla (extrema derecha) con el equipo del estudio regional en Bangladesh.

Traducción del Informe Anual 2015

Ya concluyó el trabajo de campo de la investigación comparativa que estudia cómo las normas de género influyen en la innovación agrícola en 26 países de África, Asia y América Latina.

Aplicando la misma metodología cualitativa de investigación en diferentes comunidades agrícolas de varios países, el proyecto GENNOVATE obtiene información de cómo las normas de género —reglas sociales que definen el comportamiento diario de los hombres y las mujeres— afectan la adopción de las innovaciones agrícolas.

Se estima que 8,000 hombres y mujeres de 135 comunidades rurales han dado testimonios que servirán de guía para integrar mejor el género en la investigación agrícola y diseñar herramientas prácticas que los investigadores puedan utilizar.

GENNOVATE es un proyecto implementado conjuntamente con 11 programas de investigación del CGIAR. El CRP MAÍZ abarcó 27 comunidades en siete países, en tanto que TRIGO abarcó 48 comunidades en ocho países. Cuatro de los estudios de caso se realizaron conjuntamente con el IITA en Nigeria y siete con el ICARDA en Uzbekistán y Marruecos.

Aunque el objetivo de MAÍZ y TRIGO era producir los primeros informes integrales para finales de 2016, el estudio ya ha generado impactos en la investigación de género en la agricultura. “En cada país se capacitó a un equipo para que hiciera estudios de género y realizara análisis cualitativos. Suele ser raro y difícil encontrar a gente con este tipo de capacidades”, opina Lone Badstue, líder estratégica de género del CIMMYT y presidenta del comité ejecutivo de GENNOVATE.

Anuprita Shukla, investigadora de la Universidad Caledonia de Glasgow (GCU), coordina el trabajo de campo del CIMMYT en Bangladesh, India, Nepal y Paquistán bajo la supervisión de Tahseen Jafry, profesor de la GCU, quien coordinó el estudio en el sur de Asia. Para Shukla y los grupos de trabajo en campo que recibieron capacitación, la experiencia ha sido reveladora.

“GENNOVATE es diferente a la mayoría de los proyectos, porque el CIMMYT ya está arraigado en las comunidades locales y posee la estructura requerida para que estas pruebas empíricas le permitan mejorar las nuevas tecnologías y crear más innovaciones para los habitantes de esas comunidades”, señala Shukla.

Los casos de estudio de GENNOVATE se hicieron con el fin de aprender sobre los procesos de innovación en contextos muy variables de la dinámica económica y de género. En el caso de la India, por ejemplo, se eligieron áreas de estudio en cinco estados tomando en cuenta las recomendaciones de los científicos de TRIGO que trabajan en esa región; en cada estado se eligieron 12 poblados con base en los datos del censo socioeconómico.

make-lader-by-particepent

Un ejercicio de grupo de enfoque incluye hombres de clase media en Bangladesh.

Los equipos de trabajo en campo permanecen siete días en cada poblado, o en las cercanías, a fin de completar el intenso trabajo de campo, lo que implica que a veces tienen que viajar directamente a la siguiente comunidad.

“El primer día generamos un perfil de la localidad para tener una perspectiva más amplia de lo que está ocurriendo. Posteriormente, comenzamos con las discusiones de grupo, que en teoría deberían durar cuatro horas, pero que en la práctica ¡duran cinco y hasta seis horas! Todas las tarde se lleva a cabo una junta para sacar conclusiones, y después terminamos y mandamos las transcripciones y las traducciones”, dice Shukla.

En el trabajo de campo siempre se presentan situaciones inesperadas, pero quizá en ningún otro lugar como en Nepal después del terremoto de 8.1 grados en abril de 2015. “Uno de nuestros trabajadores de extensión lo perdió todo durante el terremoto. Su aldea desapareció, pero ellos fueron muy valientes, e incluso en estas circunstancias estaban dispuestos a seguir haciendo el trabajo de campo”, recalca Shukla.

Sin oficina, el equipo tuvo que rentar una laptop para poder terminar el trabajo de campo. Asimismo, durante un viaje de 12 horas entre una aldea y otra, tuvieron que detenerse para sacar un autobús que había caído en una barranca.

Aunque aún no se han analizado los resultados, Shukla ya se dio cuenta de que gracias a los esfuerzos de los investigadores se obtendrá información valiosa que desmentirá, por ejemplo, la idea generalizada de que las mujeres no participan en la producción de trigo en Asia. “Las mujeres con las que hablamos salen al campo y realizan tareas como el desyerbe o la preservación de semilla. Estas mujeres tienen un papel importante que no se les reconoce. En estos estudios hemos adquirido conocimientos empíricos del importante papel que tienen las mujeres en la agricultura aquí. Las mujeres nos sorprendieron por su espíritu emprendedor y las decisiones que toman. Es una lección que tenemos que aprender sobre estos contextos restrictivos”, concluye.

Si desea obtener más información, consulte el sitio: gender.cgiar.org/collaborative-research/gennovate/

Patrocinador: Fundación Bill & Melinda Gates (BMGF)

“Esta investigación aporta pruebas empíricas de que las mujeres tienen un papel importante en la agricultura…”―Anuprita Shukla, coordinadora de trabajo en campo del CIMMYT en Bangladesh, India, Nepal y Paquistán.

GENNOVATE estudia las normas de género en África, Asia y América Latina: 26 países :  135 comunidades: 8,000 hombres/mujeres


Etiquetas:,