• Home
  • Noticias
  • SIMLESA sigue adelante y se prepara para la fase II

SIMLESA sigue adelante y se prepara para la fase II

April 8, 2013

IMG_0838Más de 200 científicos, legisladores, donadores, semilleras y representantes de ONG de África y Australia se reunieron en Chimoio, Mozambique, del 17 al 23 de marzo de 2013, con motivo de la tercera junta anual regional de planificación y revisión de SIMLESA( Intensificación Sustentable de los Sistemas de Producción Maíz-Leguminosas en África oriental y África austral), durante la cual discutieron los avances y logros del proyecto, compartieron las lecciones aprendidas a lo largo de los tres años pasados, y exploraron nuevas formas de diseñar e implementar futuras actividades en los países que abarca SIMLESA (Etiopía, Kenia, Tanzania, Malawi y Mozambique) y los demás países a los que se han extendido los beneficios del proyecto (Botswana, Uganda, Sudán del Sur y Zambia).

“SIMLESA había alcanzado una “trayectoria de vuelo estable” y ahora se prepara producir grandes impactos”, señaló Derek Byerlee, co-presidente del Comité de Supervisión de Programa (PSC), y los resultados de la Revisión de Medio Tiempo (RMT) que se realizó el año pasado avalaron sus palabras: “El equipo de la RMT, al hacer la revisión de los progresos por objetivo y de la ejecución global del programa, encontró que en general se habían hecho muy buenos progresos en sus primeros dos años.” Bekele Shiferaw, presidente del Comité de Administración de Programa, destacó las recomendaciones de la RMT, entre ellas las siguientes: SIMLESA debería dar pasos concretos para resolver los problemas que tiene ahora en cuanto a capacidad para hacer investigación socioeconómica en los sistemas nacionales de investigación y en las áreas de cadenas de valor, análisis informales, administración de negocios, agronomía participativa y fitomejoramiento; concentrarse en secuencias ‘inteligentes’ para ensayar tecnologías de agricultura de conservación con los agricultores y promover así una amplia adopción; y crear plataformas representativas y eficaces de innovación con roles, estructuras y funciones claras.

IMG_0883Dado que la fase I de SIMLESA termina este año, los participantes hicieron una lluvia de ideas en asuntos clave en preparación de la fase II, y llegaron a la conclusión de que el enfoque general debe ser holístico, flexible para poner en operación sistemas complejos, y que entre sus objetivos debe figurar el de diseñar métodos eficaces para identificar diferentes grupos de agricultores, ya que tienen diferentes necesidades. Además, señalaron que la fase estará dirigida principalmente a fomentar un cambio de actitud entre los agricultores. “Hay tantas y diferentes tecnologías que bombardean a los agricultores. El trabajo real entonces consiste en tener en cuenta los factores psicológicos, sociales, culturales y ambientales de los agricultores que determinarán la adopción de las tecnologías que les llevemos”, recalcó uno de los grupos participantes en la sesión plenaria. Después de discutir la fase II, Byerlee dio a conocer la visión del CSP: aplicar un enfoque más amplio para la intensificación de los sistemas de producción (elementos de AC, fertilidad del suelo, manejo de plagas y diversificación); destinar las actividades a países con ciertas características; crear plataformas de innovación y sustentables para dar capacitación y de acuerdo con cada sitio; y poner más atención a las instituciones y las políticas con respecto a la tecnología.

En palabras de Inacio Maposse, director general del Instituto de Investigación Agrícola de Mozambique (IIAM) y miembro del CSP, la fase II no es necesaria solo porque la fase I llegó a su fin, sino también “porque queremos añadir otra dimensión al programa, y quizá una filosofía diferente, una que nos conduzca al éxito. Y para mí, el éxito significa hacer que los agricultores sonrían de manera sustentable. Que sonrían porque sus condiciones de vida hayan cambiado para bien. Para que esto ocurra, tenemos que diseñar la fase II con el corazón y con la cabeza. Necesitamos la fase II porque aún tenemos que fomentar la adopción de tecnologías y producir impactos en las comunidades rurales”. John Dixon (asesor en materia de producción y economía y coordinar regional principal en África y el sur de Asia del Centro Australiano de Investigación Agrícola Internacional) dio una razón más para que SIMLESA continúe: “Donde los recursos son limitados, la intensificación sustentable es la única opción para alimentar a los dos mil millones adicionales de habitantes que habrá en el planeta en 2050.”

IMG_0907A continuación, Mellissa Wood, directora del Centro Australiano para la Seguridad Alimentaria Internacional (AIFSC), explicó algunas de las razones por las que se da la cooperación entre Australia y África: “Australia y Africa tienen muchos retos en común en materia de agricultura, como suelos, mucha variabilidad climática, plagas y enfermedades.” En consecuencia, AIFSC pretende acelerar la adopción; cerrar la brecha entre la ciencia y el desarrollo; encontrar nuevas formas de dar apoyo al crecimiento agrícola en África fomentando la adopción, políticas, escalamiento, mejor acceso a mercados, diversificación y nutrición.

En sus comentarios finales, Marianne Bänziger (subdirectora general de investigación y alianzas del CIMMYT) pidió a quienes planificarán la fase II que diseñen paquetes holísticos que aseguren el éxito de SIMLESA y garanticen que los agricultores de los cinco países que abarca el proyecto tengan varias oportunidades para mejorar sus condiciones de vida. “Los agricultores deberán poder ganar dinero no solo por sembrar maíz y leguminosas, sino también de otras actividades en sus terrenos. Deben proponer soluciones posibles y realistas, en plazos razonables”, concluyó Bänziger.

Durante la reunión, los colaboradores, los investigadores y compañías semilleras que participan en la implementación del proyecto, hicieron una exhibición de sus avances y productos en el “pueblo de pósteres de SIMILESA”. Los participantes conocieron también los puntos de vista y las prácticas de los agricultores durante visitas de demostración en los sitios de ensayo de variedades en Vanduzi y en el Instituto Politécnico de Manica, y en las plataformas de agricultura de conservación e innovación en Makate.