• Home
  • Noticias
  • Semilla de maíz: Origen del desarrollo agrícola y los sistemas alimentarios

Semilla de maíz: Origen del desarrollo agrícola y los sistemas alimentarios

October 17, 2016

Traducción de un extracto del Informe Anual del CIMMYT 2015

13_dsc5630

Las agricultoras Maliamu Joni y Ruth Andrea cosechan maíz tolerante a la sequía en su finca en el poblado de Idakumbi, Mbeya, Tanzania.

El fácil acceso que tienen los agricultores a semilla de maíz mejorado de bajo costo favorece el aumento de la productividad del maíz destinado a la alimentación humana y animal en todo el mundo. En regiones como África subsahariana y México, el maíz, el principal alimento básico de sus habitantes, es un cultivo únicamente de temporal sembrado por pequeños productores, lo que hace que el acceso a semilla tolerante a la sequía, a precio accesible, sea aún más crítico para la seguridad alimentaria. Con base en décadas de colaboración con productores de semilla y los buenos resultados de su investigación orientada a generar maíz tolerante a sequía, el CIMMYT promueve una producción más eficaz de semilla de maíz, y cada vez más, sistemas de distribución en estas regiones, con lo cual espera que el maíz resiliente de alto rendimiento sea el maíz preferido por las compañías semilleras y los agricultores. Esto significa que las nuevas variedades de maíz no solo tienen que rendir bien sino también generar buenos ingresos.

África subsahariana: el maíz tolerante a la sequía está impulsando la demanda de semilla
El maíz es el principal alimento básico y generador de ingresos en África subsahariana; además, ocupa más del 50% de la superficie dedicada a la producción de cereales en más la mitad de los países de la región. El maíz es cultivado principalmente en explotaciones pequeñas alejadas de los mercados, por millones de familias campesinas que tienen pocos recursos económicos y una gran aversión al riesgo. Desde mediados de los noventa, el CIMMYT, el IITA y sus colaboradores nacionales en África subsahariana han liderado el desarrollo y liberación de más de 200 variedades tolerantes a la sequía que benefician a más de 5 millones de familias campesinas que las siembran en más de 2.5 millones de hectáreas cada año.

Con más de la mitad de la superficie dedicada al cultivo de maíz en África afectada continuamente por la sequía, el reto para llegar a más agricultores es enorme.

“Nos estamos concentrando en dar incentivos a lo largo de la cadena de valor del maíz: mercado potencial para los productores, oportunidades de mercado para los distribuidores, potencial de rendimiento para los agricultores –además de un nuevo énfasis al sector informal, de donde proviene mucha de la semilla e información de la misma”, reporta Kate Fehlenberg, coordinadora del proyecto Distribución de Semilla de Maíz Tolerante a la Sequía para África (DTMASS). “Estamos haciendo esto con información precisa y apropiada para cada tipo de colaborador e integrando a más y nuevos expertos del sector privado especialistas en análisis del mercado de la semilla, comunicaciones y medios, para poder seguir avanzando.”

img_0447

Envasado de semilla de maíz en una semillera local en América Latina.

México: La cuna del maíz
México es el lugar donde durante varios milenios, los agricultores domesticaron el maíz a partir de una gramínea silvestre; sin embargo, hoy en día, el maíz es sembrado principalmente en antiguos sistemas de producción de bajos insumos y bajo rendimiento, donde los agricultores siembran semilla de variedades locales o heredadas, que guardan de la cosecha anterior.

Menos de la mitad de los productores de maíz mexicanos tienen acceso a semilla mejorada. Mediante un importante proyecto conjunto denominado Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro), el CIMMYT y algunas compañías semilleras están identificado zonas donde la producción de maíz es, o podría ser, más rentable y, en particular, donde el maíz híbrido pudiera ser de interés, según Arturo Silva Hinojosa, coordinador del Consorcio Internacional de Mejoramiento de Maíz (IMIC), división América Latina, un componente de MasAgro. “A la fecha participan en MasAgro 57 compañías semilleras de pequeña y mediana escala”, reporta Silva. “Estos colaboradores lograron aumentar las ventas en un promedio anual de 10% entre 2011 y 2015, como resultado de la capacitación y las actividades de mejoramiento de maíz de MasAgro”.

En 2015, 48 compañías produjeron un total de 1.2 millones de sacos de 60 kilogramos cada uno de maíz híbrido. Las compañías ofrecieron 26 híbridos tolerantes a la sequía adaptados a las condiciones de temporal de las principales zonas productoras de maíz en México.

“La semilla mejorada fue vendida bajo 100 nombres comerciales en 19 estados, 78 regiones y 257 municipios”, explica Silva. “Uno de los resultados fue que en México, la participación en el mercado del maíz tolerante a la sequía aumentó 44% en 2015”.

El rendimiento de los híbridos es igual o mejor que el de los mejores híbridos comerciales que suelen venderse a mayor precio, según Silva. “Lo más importante es que son tolerantes al calor y a la sequía, o resistentes a plagas y enfermedades, lo cual los hace ideales para los pequeños productores y la seguridad alimentaria mundial”.

maizesp_infographic_171016-01

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Nos estamos concentrando en dar incentivos a lo largo de la cadena de valor del maíz: mercado potencial para los productores, oportunidades de mercado para los distribuidores, potencial de rendimiento para los agricultores…”– Kate Fehlenberg, líder del proyecto DTMASS coordinado por el CIMMYT.

iffa-seed

Mohamoud Ahmed Mohamoud, de IFFA Seeds Limited, muy orgulloso muestra mazorcas de maíz tolerante a la sequía en una parcela de demostración en Tanzania.

El desarrollo y diseminación del maíz tolerante a la sequía en África es patrocinado por la Fundación Bill & Melinda Gates(BMGF), la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), el Fondo Noruego de Desarrollo (DF) y el Fondo de Donadores del CGIAR (ver la lista en la página 45). La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) de México financia las actividades del Consorcio Internacional de Mejoramiento de Maíz (IMIC).