Recordando tiempos pasados con los amigos: Wayne Haag en México

July 3, 2011

Tras una carrera exitosa de 37 años y habiendo vivido en cuatro continentes, muchas personas esperarían ansiosas el momento de jubilarse. Pero Wayne Haag no es como la mayoría de la gente. Con una vocación bien definida desde que era un niño, la única pregunta que se hacen quienes le conocen es: ¿A qué se va a dedicar ahora?

Becario de la Fundación Rockefeller asignado al CIMMYT-México en 1973, Haag trabajó inicialmente con el Dr. Ernst Sprague y el equipo de maíz, y después como especialista en maíz y representante del CIMMYT en Egipto, Turquía, el Oriente Medio y la región de Sudamérica, donde fijó su residencia hasta que dejó el CIMMYT, en 1989. Desde aquel año y hasta fines de 2009, trabajó con Sasakawa Global 2000, un programa instituido por el filántropo japonés Ryoichi Sasakawa, un programa que ha contado la participación y liderazgo de grandes personalidades como el ex presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Jimmy Carter y el Premio Nobel de la Paz Dr. Norman Borlaug. Este programa ofrece opciones tecnológicas a los agricultores del África subsahariana que los ayuden a elevar la productividad de sus campos y lograr su seguridad alimentaria. En el tiempo que pasó con Sasakawa, además de las responsabilidades de su puesto, Haag se dedicó al estudio y promoción del maíz con calidad proteica (QPM) en 12 países seleccionados como parte de un proyecto de difusión.

Recientemente jubilado de SG 2000, Haag no tiene la intención de bajar su ritmo de trabajo. “No estoy listo para retirarme del todo”, enfatiza. “Espero seguir trabajando en el desarrollo de la agricultura internacional. ¿Qué forma tomará? No estoy muy  seguro todavía, pero estoy en el proceso de explorar posibilidades.” 

Haag sirvió en el Cuerpo de Paz de los Estados Unidos y participó en el primer proyecto de extensión agrícola que se llevó a cabo en Guatemala entre 1963-1964, por decreto del entonces presidente John F. Kennedy. Inspirado por esa experiencia, estudió desarrollo y ciencias agrícolas en la Universidad Estatal de Michigan y en la Universidad Estatal de Pensilvania.

Durante su larga carrera y sus extensos viajes, Haag se ha mantenido en contacto con amigos y colaboradores del CIMMYT. “Todos los programas nacionales de maíz con los que trabajé tenían fuertes lazos de cooperación con el Centro”, recuerda. “Aunque dejé de trabajar en el CIMMYT por muchos años, es como si nunca me hubiera ido.” 

Esta semana, Haag y su esposa, María, estuvieron en México, y aprovecharon la oportunidad para saludar a su colega y amigo de muchos años, el Dr. Surinder K. Vasal, científico distinguido del CIMMYT ya retirado. Vasal y la Dra. Evangelina Villegas, química experta en cereales, ya jubilada también, compartieron el Premio Mundial de la Alimentación 2000, por el trabajo que realizaron entre 1970-1980 para generar QPM, un producto que constituye un adelanto extraordinario de la ciencia, según Haag y otros investigadores que trabajan con maíz en el mundo. Durante su visita a El Batán, Haag dijo que está seguro de que el trabajo del Centro con el QPM no ha concluido.

“Deseo sinceramente que el CIMMYT intensifique su trabajo con QPM. Esto se puede lograr aumentando el número de mejoradores y concentrándose en la conservación, mejoramiento y desarrollo de germoplasma”, asevera. Haag cree que el CIMMYT puede producir QPM, variedades de polinización libre o abierta e híbridos con un mayor contenido de metionina, provitamina A, hierro y cinc. “Semilla como esta revolucionaría la producción mundial de maíz y agregaría un enorme valor a los cultivos en lo que se refiere a nutrición tanto humana como animal.”