• Home
  • Preservación de genes valiosos en los campos de Tayikistán

Preservación de genes valiosos en los campos de Tayikistán

March 23, 2012

La Bóveda Global de Svalbard, en Noruega, recibió hace poco 25,000 muestras de semilla de distintas partes del mundo. En una entrevista que transmitió la Radio Pública Nacional (NPR, en inglés), Cary Fowler, director del Fideicomiso Global para la Biodiversidad, a cargo de la operación de la bóveda en Svalbard, subrayó la importancia de conservar variedades nuevas y en uso, pero también variedades antiguas que los agricultores ya no siembran. De esta manera, podrá preservarse la poza genética y podremos estar prevenidos para futuras eventualidades, como el cambio del clima o la aparición de nuevas enfermedades, explicó.

Entre las remesas de semilla estaba la primera que hace Tayikistán. Alexey Morgounov, mejorador de trigo del CIMMYT, participó en una transmisión del segmento de fin de semana de la NPR, cuya audiencia normalmente rebasa un millón de escuchas. Originario de Rusia, con base en Turquía, el Dr. Morgounov habló de la forma poco común en que se cultiva trigo en Tayikistán. A diferencia de muchos otros países productores de este cereal, los agricultores en Tayikistán siguen sembrando las mismas variedades desde hace miles de años. “No quieren dejar de sembrarlas”, enfatiza Morgounov, “porque sus variedades tienen el sabor y la textura que a ellos les gusta.”

Ahora es la actitud de los mejoradores la que está cambiando. Morgounov relata que antes, había tratado de persuadir a los agricultores para que sustituyeran sus variedades de antaño por variedades, más productivas y diferentes. Ahora, sin embargo, él trabaja con los agricultores en la mejora de antiguas líneas utilizando métodos tradicionales, pero conservando las cualidades que los tayicos prefieren para elaborar su pan. En un país donde el pan casero es “el plato fuerte de la vida”, según Morgounov, y donde la gente obtiene el 50% de calorías de dicha preparación, esta es en verdad una misión importante, y significa que las variedades antiguas se pueden preservar no solo en bancos, como los de Svalvard y del CIMMYT, sino también en los campos de cultivo.

Para escuchar la entrevista, haga clic aquí.