• Home
  • Memorial dedicado a Goyo Martínez, el hombre que sembró la semilla de las relaciones duraderas entre México y el CIMMYT

Memorial dedicado a Goyo Martínez, el hombre que sembró la semilla de las relaciones duraderas entre México y el CIMMYT

April 22, 2013

Goyo4El 16 de abril de 2013, cerca de 140 personas, de la comunidad del CIMMYT e invitados especiales, acompañaron a la familia del Dr. Gregorio Martínez en una solemne ceremonia celebrada en El Batán, para conmemorar la vida y obra del finado.

El Dr. Martínez, especialista en comunicaciones de extensión, estudió agricultura en la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) en Saltillo, México; sus estudios de maestría (1962) y doctorado (1966) los hizo en la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos. La época en que terminaba sus estudios y comenzaba a trabajar coincidió, y lo puso en contacto, con el surgimiento de la investigación agrícola moderna en México, en particular con la Oficina de Estudios Especiales, una iniciativa conjunta de la Fundación Rockefeller y el Gobierno de México, la cuna de la Revolución Verde, y con figuras prominentes nacionales e internacionales en el ámbito de la ciencia como Norman E. Borlaug y Edwin Wellhausen.

La participación del Dr. Martínez fue decisiva para mantener los nexos entre el CIMMYT y los investigadores y organismos mexicanos, y para que el centro se mantuviera fiel a su labor humanitaria, dijo el Dr. Thomas Lumpkin, director general del centro, al inicio de la ceremonia. “Cuando llegué al CIMMYT en 2008, Goyo me rogó que restableciéramos las relaciones con México”, dijo Lumpkin. “Las relaciones son (se forjan) de persona a persona, no de institución a institución. Goyo era un maestro en ello.”

Por su parte, el Dr. Eladio H. Cornejo Oviedo, rector de la UAAAN, dijo que Goyo representaba lo mejor de los valores de su alma máter. “No debemos olvidar su legado”, expresó Cornejo. “Goyo es un ejemplo claro de lo que (la universidad) queremos: que nuestros alumnos se conviertan en grandes científicos pero también en grandes personas, constructores de puentes, de amistades, de relaciones… que promuevan el progreso”, afirmó.

El Dr. Jesús Moncada de la Fuente, director general del Colegio de Postgraduados, importante colaborador en iniciativas como MasAgro, habló de su amistad con Goyo, que comenzó en 1957 cuando los dos trabajaban en la Oficina de Estudios Especial, así como de las contribuciones que el finado hizo como editor y profesor del Colegio. “Él compartía sus conocimientos y experiencia con sus alumnos como profesor fundador de nuestro programa de sociología y extensión rural”, destacó. “Por sus contribuciones, su trayectoria profesional y su ejemplo, el Dr. Gregorio Martínez puede con justicia ser considerado uno de los destacados protagonistas en el ámbito de las ciencias agrícolas.”

La Dra. Martha Willcox, científica del programa de maíz, en sentido tributo a su colega y amigo, dijo que Goyo trabajaba entre bambalinas, sin ego o interés personal, y que quizá no conozcamos todas las contribuciones que hizo. “En 1995 me pidieron que formara parte del Comité Mexicano de Bioseguridad y ayudara a formular las regulaciones para ensayos de transgénicos. Goyo fue mi mentor durante todo ese proceso. Creo que iba en su oficina tres veces al día, todos los días, y le pedía consejo. Él me escuchaba, me daba consejos, me ayudó a concertar juntas de alto nivel, me daba nombres de personas a quién dirigirme… Debido a que en ese momento me dio su apoyo, tengo una enorme deuda con él, como también la tiene el CIMMYT porque el trabajo que hicimos juntos posicionó al centro como entidad íntegra y fuente de información científica para las actividades con transgénicos, que continúa hasta el día de hoy. Extraño al Dr. Martínez todos los días. Cómo quisiera bajar a su oficina y pedir su consejo.”

“Tenía un corazón enorme; era como un edificio dividido en cuartitos, cada uno bien definido; el CIMMYT ocupaba uno grande y especial”, dijo Francisco Martínez, hijo del finado, quien destacó el gran amor que su papá sentía por su trabajo y por sus colegas. Esto fue lo que lo motivó a traer una porción de las cenizas de su papá y dejarlas en el CIMMYT.

Goyo6B