• Home
  • Inauguración de viveros en El Batán

Inauguración de viveros en El Batán

June 17, 2013

FrenchDespués de un año en que se comunicaron, planearon y construyeron, el CIMMYT y la CMF, empresa francesa que se dedica a fabricar invernaderos, inauguraron nuevos invernaderos de vanguardia en El Batán el 13 de junio de 2013. Las instalaciones fueron financiadas por el CIMMYT y la Fundación Carlos Slim, y forman parte de un enorme complejo de laboratorios que abrió sus puertas el 13 de febrero de 2013, en presencia de Bill Gates y Carlos Slim.

Este evento brindó a Elisabeth Beton Delègue, embajadora de Francia en México, la oportunidad de visitar el CIMMYT y apoyar a la CMF, dinámica empresa francesa que trabaja en México y en otras partes del mundo. En su visita fue guiada por Kevin Pixley, Marianne Bänziger, Renaud Josse (director de la CMF) y su personal, así como por Guillermo Simón, quien asistió en representación de CARSO, el conglomerado de Carlos Slim.
Según expresó Beton Delègue, “esta es una gran aventura, pues es la primera vez que veo una obra de este tipo, que tiene tantas posibilidades y que permitirá a los científicos dialogar con los fabricantes. Me siento muy orgullosa de nuestra tecnología francesa”.

La CMF diseñó un invernadero que abarca 1,577 m2 e incluye 21 células donde es posible reproducir una gran diversidad de climas. También cuenta con su propia estación meteorológica. Según explica Josse, “hemos trabajado muy de cerca con los científicos para averiguar las investigaciones que en realidad van a realizar con el fin de elaborar el proyecto más adecuado. En una célula es posible reproducir el clima desértico y en otra, el clima tropical. Entre otras cosas, tratamos de caracterizar las condiciones que se requieren, especialmente las diferencias de temperatura y las fluctuaciones de humedad”. Este control tan preciso de los parámetros climáticos será muy útil en las investigaciones que el CIMMYT realiza sobre el cambio climático.
La CMF también construirá un invernadero más pequeño de 400 m2 que consistirá en cinco células selladas que se utilizarán en los trabajos de bioseguridad (BSL2 o nivel de bioseguridad 2). En este invernadero, no será posible realizar intercambio alguno entre el interior y el exterior. El proyecto va muy adelantado y pronto estará terminado.

Por su parte, Bänziger habló de la importancia de garantizar la bioseguridad y señaló que el hecho de haber contratado a expertos en este campo contribuirá a realizar investigaciones de la más alta calidad.
“Estoy muy contenta de poder participar en la inauguración de estos invernaderos y de visitar el CIMMYT, y espero colaborar con el centro en el futuro, ya que tenemos muchos proyectos en marcha que requerirán que nos volvamos a reunir”, dijo Beton Delègue.

En opinión de Ravi Singh, científico distinguido del CIMMYT “los nuevos invernaderos son como un nuevo modelo de coche. El buen control que brindan ayudará a mejorar la eficiencia y obtener mejores resultados”.