• Home
  • La percepción remota o teledetección muestra la importancia de mantener el trigo a una temperatura adecuada

La percepción remota o teledetección muestra la importancia de mantener el trigo a una temperatura adecuada

February 22, 2012

El Dr. Iván Ortiz-Monasterio, agrónomo del CIMMYT, es coautor de un estudio reciente que revela cómo temperaturas de más de 34oC reducen significativamente los rendimientos del trigo.

Utilizando datos de imágenes satelitales de nueve años de cultivo en el norte de la India, el equipo que realizó el estudio muestra cómo los modelos anteriores han subestimado los efectos del aumento de temperatura en la senescencia y en el rendimiento. El comienzo de la senescencia limita el llenado de grano y ésta es acelerada por las altas temperaturas. En el sur de Asia, por ejemplo, si el trigo no se siembra con suficiente anticipación, el llenado de grano ocurre durante las olas de calor que preceden el monzón. Quizá los modelos existentes hayan subestimado pérdidas de grano de hasta 50% en algunas fechas de siembra. “Este estudio muestra cómo las modernas herramientas de la ciencia, como la teledetección, pueden proporcionar información importante en el área de la agricultura y el cambio climático” señaló Ortiz-Monasterio”, señala Ortiz-Monasterio.

El estudio fue dirigido por David Lobell, científico de la Universidad de Stanford, quien recientemente ha publicado varios trabajos importantes en torno al cambio climático y el rendimiento de cultivos. Los resultados del estudio son de particular importancia porque India y México son dos de los países que padecerán los efectos más severos del cambio climático. Las Llanuras Indogangéticas son la principal zona productora de grano del sur de Asia, donde cientos de millones de personas obtienen sustento e ingresos.

Desde que se publicó en Nature Climate Change, el 29 de enero de 2012, el estudio ha sido incluido también en New Scientist, SciDev.Net, y Reuters, entre otros medios. Los científicos del CIMMYT ya están seleccionando variedades con raíces más profundas, que les permitan encontrar y captar humedad, aminorando así los efectos del calor en las plantas. El Centro ha comenzado también a trabajar con variedades de lento desarrollo, que se puedan sembrar del ciclo normal y cosechar antes de que arrecie el calor de primavera.