• Home
  • Escribir para producir impactos en Kenia

Escribir para producir impactos en Kenia

July 22, 2011

Del 10 al 16 de julio, en Nakuru, Kenia, un grupo de estudiantes participaron en la Semana de la Redacción, un taller destinado a perfeccionar la legibilidad de documentos científicos para su publicación. Los instructores fueron Hugo De Groote y Stephen Mugo del CIMMYT, y Kiarie Njoroge del Departamento de Fitotecnia y Protección Vegetal de la Universidad de Nairobi. En el taller 16 estudiantes y experimentados investigadores trabajaron con el fin común de mejorar el contenido y la calidad de sus artículos, todos relacionados con producción agrícola.

Este taller fue el segundo que se organiza como parte del proyecto “Maíz resistente a plagas para África (IRMA)”, una iniciativa del CIMMYT y el KARI (Instituto Keniano de Investigación Agrícola), lanzada en 1999. El evento fue patrocinado por la Fundación Syngenta para la Agricultura Sustentable.

Aunque los 16 asistentes al taller participan de alguna manera con IRMA, provenían de diversas instituciones: CIMMYT, KART, Universidad Agraria y Tecnológica Jomo Kenyatta (Kenia), Universidad de Nairobi, Universidad Makerere (Uganda) y del Instituto Etíope de Investigación Agrícola.

El taller se organizó con el propósito de que los estudiantes tuvieran tiempo y asesoría para poder terminar sus artículos y poder publicarlos. La semana de la redacción se planeó a fin cubrir las lagunas de conocimientos que a veces quedan en los estudiantes cuando toman cursos de redacción en la universidad. Normalmente, el trabajo que se hacen en los cursos se enfoca a audiencias académicas y se descuidan los principios de la buena redacción. A corto plazo, el objetivo de la semana de la redacción es que los estudiantes elaboren documentos con calidad similar a la de la investigación que realizan. A largo plazo, la idea es que los estudiantes utilicen sus nuevos conocimientos para ampliar su récord académico y sus oportunidades para hacer investigación de doctorado o posdoctorado. Después de la primera semana de la redacción en septiembre de 2010, se publicaron 13 artículos de los participantes.

Eventos de entrenamiento coordinados por el CIMMYT, como la semana de la redacción, no solo permiten a los participantes adquirir nuevas habilidades, sino interactuar con otros investigadores en su área de especialización. “La semana de la redacción ofrece un buen entorno para concentrarnos en mejorar la forma en que damos a conocer nuestro trabajo y compartimos los resultados de éste con la comunidad científica, y para recibir retroalimentación directa y sincera de nuestros colegas”, opinó Zachary Gitonga.

De Groote espera también que la semana de la redacción tenga un efecto más duradero: “La meta más alta e importante es siempre que los resultados de su investigación (de los alumnos) generen impactos fuera de la comunidad científica. Con tal propósito, nos concentramos en preparar a los investigadores para que publiquen su trabajo en revistas científicas con un factor de impacto.” Gitonga, que tiene una maestría en Economía Aplicada a la Agricultura y trabaja ahora con De Groote en la evaluación de impactos del proyecto “Almacenamiento efectivo de grano”, quiere que su propio trabajo genere un impacto directo en el modo de vida de los agricultores. “Aunque redactamos nuestras propias publicaciones, dirigidas generalmente a la comunidad científica, espero que los adelantos de la ciencia influyan en las personas que toman decisiones y lleguen a una mayor audiencia”, concluye Gitonga.

Todos los estudiantes del taller tienen un enorme interés no solo por la ciencia que realizan sino por los beneficios que ésta puede generar para los agricultores para quienes trabajan. La semana de la redacción reconoce que la capacitación de nuevos profesionistas e investigadores no es valiosa solo desde un punto de vista científico, sino que también les permite estar en contacto con sus audiencias. “Si uno ayuda a la gente haciendo ciencia pero no escribiendo ni publicando, entonces, hay que hacer un alto antes de lograr la meta propuesta”, señala De Groote.