• Home
  • Ensayo de campo confinado de maíz tolerante a sequía produce resultados prometedores

Ensayo de campo confinado de maíz tolerante a sequía produce resultados prometedores

June 6, 2013

 

IMG_1036

El cuarto ensayo de campo confinado de MON87460, variedad de maíz genéticamente modificada que fue generada para tolerar sequía moderada, recientemente llegó a su fin en el Instituto de Investigación Agrícola de Kenia (KARI) en Kiboko, con resultados prometedores.
El proyecto “Maíz eficiente en el uso de agua para África” (WEMA) ha realizado ensayos en campo con la MON87460 desde 2010. El más reciente se sembró el 28 de noviembre de 2012 y se cosechó el 16 de abril de 2013. Durante todo el ciclo de cultivo, las plantas genéticamente modificadas superaron a las que no poseen el gen que mejora la tolerancia a sequía, incluidos los testigos comerciales. Este hecho fue aun más evidente a la cosecha, pues las mazorcas producidas por las plantas genéticamente modificadas tenían mucho mejor aspecto que los testigos convencionales.
Charles Kariuki, director del centro en KARI-Katumani, estuvo presente durante la cosecha y se sintió muy impresionado por las entradas WEMA 18, 36, 41, 50 y 55. “Con base en estos materiales, podremos generar datos de alta calidad que respalden este excelente comportamiento”, dijo. Kariuki animó al proyecto a agilizar el lanzamiento comercial de las entradas convencionales (que no tienen el gen MON87460) que también fueron incluidas en el ensayo y que tuvieron muy buen comportamiento, nominándolas para los Ensayos Nacionales de Comportamiento de Kenia.
Murenga Mwimali, coordinador nacional de WEMA en Kenia, dijo que espera con interés los resultados del análisis de datos a fin de confirmar el comportamiento de los rendimientos en detalle y comparar este comportamiento con el de los materiales sin el gen y el de los testigos comerciales. Según dijo, “Esto nos permitirá llegar a conclusiones bien informadas sobre los posibles beneficios de MON87460”. Los representantes de las autoridades regulatorias ––la Autoridad Nacional de Bioseguridad de Kenia (NBA) y el Servicio de Inspección Fitosanitaria de Kenia (KEPHIS)–– también alabaron al grupo WEMA por su buen manejo de los ensayos confinados en campo.
Capacitación en la bioseguridad del personal de cosecha
El día antes de la cosecha, a todas las personas que participarían en ella fueron capacitadas en el cumplimiento de las normas. Dicha capacitación cubrió los requerimientos de manejo y los procedimientos operativos normales para los ensayos confinados en campo, así como los requerimientos de bioseguridad para la siembra, la cosecha y el monitoreo poscosecha. Los 46 participantes procedían de las instituciones asociadas a WEMA (el CIMMYT, la Fundación Africana de Tecnología Agrícola, KARI y Monsanto), así como el Ministerio de Agricultura, KEPHIS y NBA.
Jane Otadoh, subdirectora para biotecnología del Ministerio de Agricultura, enfatizó la importancia de capacitar al personal para que puedan manejar estos ensayos de forma eficaz. “Existe una falta de información y conocimiento de la biotecnología en Kenia y más aun de las operaciones, los requerimientos y las normas que rigen los ensayos confinados. Este curso les ayudará a entender el proceso, el papel que juegan los científicos, el proceso regulatorio y los reguladores”, dijo. Además, reiteró que el ministerio respalda las tecnologías que incrementan la productividad agrícola.
James Karanja del programa de biotecnología de KARI-Katumani repasó, junto con los participantes, los procedimientos normales de operación para cosechar los ensayos confinados en campo. Julia Njagi, funcionaria de bioseguridad de NBA, hizo notar que la capacitación del personal es esencial para asegurar el cumplimiento de las normas de bioseguridad al realizar los ensayos. Como parte del manejo de estos ensayos y el complimiento regulatorio, todos los materiales cosechados, incluidos los granos, deben ser destruidos por quema y enterramiento, para evitar la liberación no intencional de materiales genéticamente modificados al medio ambiente.
Eveline Shitabule, inspectora de KEPHIS, señaló que el curso les ayudará a los participantes a entender y seguir las instrucciones y asegurar que las cumplan. Contar con personal competente y bien capacitado es uno de los tres pilares del cumplimiento; los otros dos son contar con instalaciones seguras y registros accesibles y entendibles.
Los participantes dijeron haber adquirido durante el taller conocimientos valiosos que mejorarán su capacidad de trabajar en los ensayos confinados en campo.

IMG_0997     IMG_1189