• Home
  • En lucha contra la fusariosis desde Polonia

En lucha contra la fusariosis desde Polonia

October 11, 2010

La fusariosis es una enfermedad de los cereales causada por hongos del género Fusarium que cada año genera pérdidas de rendimiento y calidad en todo el mundo. En busca de una solución a esta amenaza para la agricultura, cerca de 150 representantes de 34 países participaron en la XI Conferencia Europea sobre Fusarium, que se realizó con el propósito de ayudar a los científicos a combatir esta enfermedad que es capaz de destruir plantas de maíz y cereales de grano pequeño. La conferencia se llevó a cabo en el Plant Breeding and Acclimatization Institute (IHAR), en Radzików, 25 km al suroeste de Varsovia, Polonia, del 20 al 23 de septiembre. Edward Arseniuk, director del IHAR y por muchos años colaborador del CIMMYT, presidió el comité científico; y Norbert Schlang, posdoctorado, y Etienne Duveiller, patólogo y subdirector del Programa Global de Trigo, asistieron a la conferencia en representación del CIMMYT. Schlang habló de las actividades del programa de selección para fusariosis del trigo en el CIMMYT, y Duveiller, que es también miembro del comité científico, presidió una mesa redonda en que se abordaron los conceptos del mejoramiento.

Los temas en la agenda fueron taxonomía, micotoxinas, patogenicidad, capacitación y resistencia a la fusariosis. Las disertaciones de primer orden sobre ciencia básica y ciencia aplicada atrajeron la atención de científicos de todo el mundo y ofrecieron una excelente oportunidad para que los colaboradores del CIMMYT mostraran los avances de su trabajo con Fusarium. En una sesión dedicada al desarrollo de recursos humanos, Román Warzecha, jefe del Laboratorio de Maíz y Triticale del IHAR y amigo del CIMMYT, elogió el programa de capacitación de este último, ya que él mismo pasó ocho meses, en 1984, en Ciudad Obregón. Dijo que el trabajo que hizo allá fue algo que cambió su vida y marcó el inicio de su carrera. Warzecha comentó además que tiene buenos recuerdos del tiempo que pasó en la estación, donde reafirmó su vocación por la agricultura y trabajó con Hans-Joachim Braun, ahora director del Programa Global de Trigo. Al final de cuatro días de reuniones, los representantes del CIMMYT regresaron a El Batán con renovadas ideas para proseguir su lucha contra la fusariosis.