• Home
  • El legado de Borlaug es la lucha para combatir las royas

El legado de Borlaug es la lucha para combatir las royas

October 21, 2014

borlaug Miriam Shindler

 El Premio Mundial de Alimentación 2014 fue una evocación del pasado y una mirada hacia el futuro respecto a cómo alimentar a la creciente población del planeta. El hecho de que el mismo año en que se conmemoran los 100 años del natalicio de Norman Borlaug, el Dr. Sanjaya Rajaram, su amigo y sucesor en el programa de trigo, haya recibido este premio por sus excepcionales contribuciones al aumento de la producción de trigo, constituye un justo homenaje.

El Premio Mundial de la Alimentación es no solo una conmemoración del pasado, sino una oportunidad para estimular el diálogo en torno a los medios y métodos que se necesitan para mejorar la calidad, la cantidad y la disponibilidad de alimentos en el mundo. Dado que el tema de los Diálogos Borlaug de este año fue “El más grande desafío en la historia de la humanidad: Podremos alimentar de manera sustentable a los 9 000 millones de habitantes que habrá en el planeta en 2050?”

El CIMMYT contribuyó a este diálogo con la sesión titulada “El sueño de Borlaug sobre el trigo: Tecnología y colaboración para hacer frente a la roya”. Durante su intervención como parte del panel presidido por el Dr. Ronnie Coffman, vicepresidente de la Iniciativa Mundial Borlaug para Combatir la Roya, el Dr. Hans Braun, driector del Programa Global de Trigo, dijo que uno de los muchos legados de Borlaug —y quizá el más significativo— es la iniciativa internacional para combatir la roya. Cuando se presentaron los primeros brotes de Ug99 había únicamente 10 investigadores dedicados a la roya. Sin embargo, dados los esfuerzos de Borlaug para combatir ésta y otras variantes de la roya, hoy en día son casi 1000 los investigadores de distintos países dedicados a esta tarea.

El Dr. Braun dijo también que en los próximos 10 años la comunidad internacional tendrá la capacidad y los elementos para desarrollar variedades mejoradas con resistencia a royas, pero que el verdadero reto será llevar estas variedades a los agricultores lo suficientemente rápido para evitar que la roya se propague en sus campos.