• Home
  • DTMA fortalece actividades conjuntas de investigación y extensión en el sur de África

DTMA fortalece actividades conjuntas de investigación y extensión en el sur de África

August 29, 2012

En buena parte porque quienes practican la agricultura a gran escala cambiaron sus cultivos tradicionales por cultivos comerciales como tabaco y hortalizas, ahora son los pequeños agricultores de quienes depende entre 70 y 80% de la producción de alimentos, pero sus posibilidades de obtener un crédito son pocas, según la Sra. Danisile Hikwa, Directora Principal del Departamento de Investigación y Servicios Especializados del Ministerio de Agricultura, Mecanización y Sistemas de Riego. “Simplemente no hay dinero”, apunta Hikwa, quien explica que la ausencia de programas de crédito para los productores a pequeña escala impide el acceso de éstos a insumos como semilla y fertilizante.

Éste y otros importantes asuntos fueron tema de las discusiones durante las reuniones del Dr. Tsedeke Abate, coordinador del proyecto Maíz tolerante a sequía para África con investigadores, funcionarios del gobierno y representantes de compañías semilleras y organismos no gubernamentales de Malawi, Zimbabwe y Zambia. “Funcionarios del gobierno de los tres países reconocieron el papel que desempeña el CIMMYT para elevar la producción de maíz en la región”, dijo Abate.

En compañía de Cosmos Magorokosho y Jill Cairns, Peter Setimela, en Zimbabwe el Dr. Abate visitó el departamento de extensión del Ministerio de Agricultura, Mecanización y Sistemas de Riego, donde se reunieron con el Director Técnico interino, Kennedy Mabehla, y el Subdirector y especialista en capacitación, Godfrey Tore. Durante un recorrido que el grupo hizo para ver los experimentos que se realizan en campo en el Valle del Save y Chiredzi, felicitaron al asistente técnico Stanley Gokoma y a su equipo por las buenas condiciones en que se encuentran los sitios. Identificaron asimismo áreas propensas a sequía con potencial para hacer ensayos piloto de las variedades del DTMA. El grupo visitó Seed Co Limited, que es uno de los colaboradores del CIMMYT y principal productor de semilla, cuyas instalaciones se encuentran en el Centro de Investigación Rattray Arnold. “Zimbabwe tiene una historia interesante en producción de semilla de maíz”, relata Abate. “Los zimbabwenses introdujeron los híbridos de maíz a escala comercial en 1932—el segundo país después de Estados Unidos.”

En reunión de la Unidad Coordinadora Nacional en Zambia, Abate sostuvo diálogos con representantes de distintos sectores del agro respecto a la aplicación de métodos holísticos que ayuden a resolver los problemas de subsistencia y desarrollo en la cadena de valor del maíz. Uno de los temas que se tocaron fue las bajas tasas de fertilizante que se usa en África: un promedio de solo 9 kilogramos por hectárea, a causa del precio elevado este insumo y de los pocos recursos con que cuentan los agricultores. Un estudiante de maestría de la Universidad de Zambia les mostró Agrotain, un producto que aumenta en 50% la eficiencia en el uso de fertilizantes.

El grupo del DTMA se entrevistó con funcionarios del gobierno y representantes de empresas semilleras y de World Vision en Malawi, donde las variedades de polinización abierta y tolerantes a sequía ZM309 y ZM523 ya están disponibles para los agricultores y los híbridos tolerantes a sequía están en proyecto. El Dr. Alfred Mtukuso, Director del Departamento de Servicios de Investigación Agrícola (DARS), expresó su agradecimiento por la asociación con el CIMMYT, que es benéfica para los pequeños agricultores de Malawi. “Las iniciativas de capacitación del CIMMYT han coadyuvado al desarrollo profesional de nuestros científicos jóvenes”, enfatizó.

Asimismo, en reconocimiento a las contribuciones del DTMA en Malawi, el Secretario Principal de Agricultura, Dr. Jeffrey Luhanga, informó que el gobierno está haciendo su mejor esfuerzo para poner en marcha un programa de subsidios a través del cual los agricultores recibirán cupones de semilla y fertilizante y tendrán la oportunidad de seleccionar variedades, entre ellas, ZM309 (la preferida de los agricultores para hacer pan y ZM523. Con el programa se espera, en un principio, beneficiar a cerca de 1.5 millones de familias campesinas y luego ir aumentando el número de beneficiaros hasta llegar a otros 100,000, por medio de la iniciativa de la Presidente Joyce Banda para reducir el hambre y la pobreza. El gobierno dará la facilidad de hacer difusión de las tecnologías agrícolas, sin costo, por radio y televisión.