Diseño de sistemas de producción para alimentar a un mundo cambiante

September 2, 2013

Farming systems3
Los sistemas de producción en todo el mundo enfrentan problemas complejos relacionados con la producción, como los de los del agotamiento de los recursos naturales, las variaciones del clima, el aumento de la demanda de alimentos y la volatilidad de los precios. Los agricultores tienen que adaptarse de manera continua a las condiciones cambiantes para producir alimentos. El “diseño de sistemas” es un proceso orientado a modificar los sistemas de producción para aumentar de manera sustentable la productividad y la rentabilidad global de los sistemas —y, siendo optimistas, el bienestar de las familias campesinas—, pero sin dejar de lado las interacciones en el sistema. Las interacciones son elementos importantes de la estructura y la operación de un sistema. Éstas pueden darse entre los varios componentes, como agricultura-agricultura, agricultura-ganadería y producción-familias, así como en las actividades en y fuera de las fincas ya que compiten por los mismos recursos.

Más de 70 artículos acerca de la investigación sobre sistemas fueron presentados recientemente, durante el 4o Simposio Internacional de Diseño de Sistemas de Producción Agrícola celebrado en Lanzhou, China. En representación de los investigadores del CIMMYT participaron en el evento el Dr. Bruno Gérard, director del Programa de Agricultura de Conservación, y los agrónomos Santiago López Ridaura, Tek Sakpota, Isaiah Nyagumbo y Jack McHugh. El simposio se realizó del 19 al 22 de agosto y fue organizado por el CRP WHEAT, la Academia de Ciencias Agrícolas de Gansu, China, y otros colaboradores. La investigación enfocada en los sistemas de producción agrícola tiene varios objetivos, que van desde aumentar el cúmulo de conocimientos acerca de los sistemas agrícolas, hasta resolver problemas específicos en el sistema de producción. Existe la idea generalizada de que se necesita una conexión entre disciplinas y métodos participativos para encontrar soluciones.

A este respecto, David Norman, profesor emérito de economía agrícola de la Universidad Estatal de Kansas y pionero en el campo de la Investigación sobre Sistemas Agrícolas (ISA), opinó: “No esperamos encontrar soluciones mágicas. Lo más importante es tener en cuenta el sistema de producción agrícola en conjunto y reunir a todos los grupos interesados. Si se pone en marcha un proyecto para un cultivo, como el de maíz del CIMMYT, por ejemplo, la ISA podría explorar de qué manera este cereal podría generar impactos si en el proyecto se incluyera ganado, de qué manera influiría en los componentes de la ganadería, etcétera. El enfoque reduccionista se enfocaría en cómo mejorar la productividad de un elemento sin considerar el sistema agrícola en su totalidad”.

Farming systems2

Para Peter Carberry, presidente del Comité de Programa y subdirector de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Mancomunidad Australiana (CSIRO), “el tema de esta conferencia es reunir a aquellos que están interesados en hacer ciencia más integradora, de manera conjunta, haciendo uso de todas las diferentes disciplinas y abrir un campo de posibilidades para el futuro en la agricultura y la alimentación”. Según Carberry, uno de los beneficios derivados de la conferencia fue el hecho de que entre los 300 participantes había 200 investigadores y estudiantes chinos, y que para algunos el tema central del evento era algo nuevo. “Tenemos personas con distinto grado de conocimientos, unos que ya conocen el diseño de sistemas agrícolas y otros que apenas están aprendiendo, y esto representa una gran oportunidad”, continúo Carberry.

El punto de vista de LingLing Li, profesor de la Universidad Agraria de Gansu y orador principal, fue similar: “Esta plataforma es realmente un buen comienzo para todos los expertos y los estudiantes que toman parte en el diseño de sistemas de producción afrontan los agricultores son a veces más importantes que el rendimiento total”, remarcó John Dixon, asesor sénior del Centro Australiano de Investigación agrícola Internacional (ACIAR) y coordinador principal regional en África. Preguntas importantes surgieron a lo largo de la conferencia, respecto, por ejemplo, a cómo lograr una mayor participación de los agricultores, cómo hacer que el sector privado participe en el intercambio de productos a través de plataformas de innovación, cómo hacer frente a los riesgos y de qué manera los científicos pueden trabajar mejor en la productividad de los sistemas a fin de entender mejor los aspectos de la nutrición, como uno de los resultados, “para que nuestros futuros agricultores no padezcan escasez de alimentos”, insistió Dixon. El último día, en una sesión especial, agricultores australianos y chinos se reunieron para hablar de las operaciones agrícolas. Este encuentro que les dio la oportunidad de compartir información y experiencias en asuntos relacionados con el riesgo climático, precios y rendimientos, suscitó gran entusiasmo entre la concurrencia.