• Home
  • Diálogo sobre la investigación y el desarrollo a futuro en Afganistán

Diálogo sobre la investigación y el desarrollo a futuro en Afganistán

March 19, 2013

Afghanistan1Durante más de 10 años, el CIMMYT  ha estado trabajando asiduamente con  el sistema nacional de investigación  agrícola de Afganistán a fin de contribuir  al crecimiento agrícola sustentable y a la  investigación y el desarrollo en ese país  desgarrado por la guerra. Hasta ahora,  este esfuerzo colaborativo ha logrado  lanzar doce variedades de trigo, cuatro de  maíz y dos de cebada, y dado que el trigo  y el maíz representan cerca del 84% de  la superficie cultivada y la producción de  cereales de Afganistán, esta labor continúa.  Los días 5 a 7 de marzo de 2013, Thomas  Lumpkin, director general del CIMMYT,  visitó ese país a fin de observar las  actividades del centro e iniciar un diálogo  dirigido a continuar la cooperación.

Durante la gira por la estación de  investigación con base en Kabul del  Instituto de Investigación Agrícola de  Afganistán (ARIA) en Darulaman, el  encargado de la estación Gul Zaman le  explicó a Lumpkin que 70 a 80% de los  experimentos en campo eran ensayos de  trigo de ARIA/CIMMYT. Lumpkin observó  que la estación necesitaba urgentemente  ser reconstruida, ya que carece de  la infraestructura requerida y toda la  maquinaria agrícola se queda al intemperie.  Asimismo, se reunión con Qasem Obaidi  (director de ARIA), Abdullahjan Ahmadzai  (director general de Extensión y Desarrollo  Agrícolas), Nasrullah Bakhtani (director  general de Políticas y Planificación),  Haqiqatpal Rabani (director de Estadística  y Mercadeo) y S.D. Pakbin (asesor técnico  de ARIA) para evaluar las necesidades  del Ministerio de Agricultura, Irrigación y  Ganadería de Afganistán (MAIL). Ahmadzai  actualizó a Lumpkin respecto a la  participación actual de CIMMYT-Afganistán  en la redacción de un documento  estratégico sobre la investigación y el  desarrollo a largo plazo. “El CIMMYT  podría introducir tecnologías de punta  como la agricultura de conservación, la de  precisión y el uso de la telefonía celular  en los servicios de extensión”, señaló  Lumpkin. Según Obaidi, otras áreas en las  que necesitan asistencia incluyen un banco  de germoplasma, laboratorios de suelo y  patología, apoyo técnico en la investigación  básica, fortalecimiento de capacidades y  desarrollo de maquinaria agrícola.

Afghanistan2Abdul Ghani Ghuriani, sub-ministro para  asuntos técnicos de MAIL, organizó una  recepción y cena para Lumpkin y los  representantes de ICARDA, FAO, USDAUSAID, JICA, empresas semilleras  privadas, funcionarios de MAIL y otros  asociados. Durante la cena, el subministro  sugirió que el CIMMYT debería presentar  una propuesta para establecer unas  instalaciones permanentes a fin de brindar  apoyo a largo plazo en la investigación  y el desarrollo al sistema nacional de  investigación agrícola y otras partes  interesadas de ese país. Mir Dad Psnjdhrti,  principal asesor de MAIL, subrayó la  necesidad de que cualquier intervención por  parte de las agencias de desarrollo tiene  que ser sustentable, reconoció el respaldo  constante del CIMMYT y sugirió nuevas  áreas de colaboración. “Es importante  realizar investigación interdisciplinaria y  multi-cultivo, y por eso agradeceríamos la  asistencia del CIMMYT en la diversificación  de la secuencia de cultivo en los campos  de los agricultores, en la conservación de  recursos genéticos y en apoyo a nuestros  programas fitogenéticos”.

Antes de partir, Lumpkin participó en una  serie de conversaciones con funcionarios  de USAID, USDA, AusAID, and ACIAR con  base en Kabul. Tanto a USAID como AusAID  les gustó la idea de contar con un organismo  similar a BISA en Afganistán, ya que éste  podría actuar como plataforma para que otros  centros del CGIAR, asociados en el propio  país y universidades extranjeras colaboraran  a fin de abordar, de forma programática y  sustentable, lo que falta en Afganistán en  materia de investigación y desarrollo.