• Home
  • Sin categorizar
  • Curso de mejoramiento de maíz que ayuda a potenciar habilidades y capacidades en África

Curso de mejoramiento de maíz que ayuda a potenciar habilidades y capacidades en África

November 1, 2012

Treinta y seis mejoradores sénior de 15 países africanos participaron en un curso impartido en Nairobi, Kenia, del 1 al 4 de octubre 2012. Tomaron parte en dicho evento investigadores de los sistemas nacionales de investigación agrícola, empresas privadas y universidades que colaboran en la iniciativa Maíz Tolerante a la Sequía para África (DTMA), los proyectos Maíz Mejorado para los Suelos de África (IMAS), las iniciativas Intensificación Sustentable de los Sistemas de Producción de Maíz y Leguminosas para la Seguridad Alimentaria en África Oriental y África Austral (SIMLESA), Intensificación Sustentable de los Sistemas de Producción de Maíz y Leguminosas en la Provincia Oriental de Zambia (SIMLEZA), Maíz que hace un uso más eficiente del agua África (WEMA) y un proyecto para adaptar el cultivo de maíz al aumento de la temperatura que patrocina USAID.

Los temas del curso incluyeron germoplasma de desarrollo reciente, avances en el mejoramiento de maíz para estreses bióticos y abióticos, herramientas informáticas para el mejoramiento (IMIS-Fieldbook e IB-Fieldbook desarrollados por el Generation Challenge Program, GCP), métodos para mejorar la calidad del fenotipeado, herramientas moleculares y uso de tecnologías HD. Fueron a los campos en Kiboko donde se siembran los viveros de mejoramiento y los ensayos de rendimiento, y también interactuaron con los mejoradores del CIMMYT.

Los mejoradores tuvieron la oportuniad de asistir a las presentaciones que dio el Sr. Walter Trevisan de Monsanto, quien basó su intervención en el origen del maíz y en la importancia de los complejos heteróticos para el mejoramiento de maíz tropical, así como en las perspectivas del sector privado en torno al mejoramiento con técnicas modernas. “De nuestra alianza hemos aprendido que podemos trabajar en equipo y, las más de las veces, alcanzar nuestras metas en menos tiempo”, externó el Sr. Trevisan, que dijo además que les gustaría participar en futuros proyectos como WEMA II: “Nos gusta trabajar con el CIMMYT y con los sistemas nacionales de investigación agrícola.”

En opinión de Ntji Coulibaly, participante de Malí, la capacitación que reciben los mejoradores ayuda a crear y potencializar las capacidades en los países africanos. “En Malí hay solo cinco semilleras que abastecen a todo el país y por eso es imperativo sentar las bases para poder hacer mejoramiento”, dijo. Coulibaly elogió al CIMMYT por su función de liderazgo en actividades de mejoramiento en África: “Ha elevado el perfil de las instituciones privadas para generar mejores productos en la región.” Bhola Verma de ZAMSEED, una empresa privada que opera en Zambia, también agradeció la iniciativa para capacitar a los mejoradores. “Necesitamos capacitar a más personas”, dijo, recalcando la importancia de dotar de conocimientos a la próxima generación de mejoradores para asegurarse de que el Continente no se quede rezagado en esta área. Zubeda Mduruma, mejorador de maíz tanzano que trabaja con Aminata Quality Seed, estaba muy contento porque había aprendido muchas cosas nuevas de la tecnología de dobles haploides aplicada al mejoramiento. “Es muy útil y acortará nuestros tiempos de mejoramiento”, remarcó Mduruma. Comparada con los métodos convencionales, la tecnología de dobles haploides permite a los mejoradores ahorrar tiempo y dinero.

Simon Gichuki, coordinador del programa de biotecnología del Instituto Keniano de Investigación Agrícola (KARI, urgió a los participantes a que exploren y utilicen las herramientas tecnológicas y a que instruyan a los mejoradores que trabajan con ellos. Gichuki recordó a los presentes que algunos de los grandes desafíos que África debe enfrentar para que la agricultura prospere son las enfermedades, las plagas y el cambio climático. “Creemos que podemos ayudar a mitigar sus efectos si seguimos haciendo ciencia”, opina Gichuki, quien cree también que pueden lograr este objetivo asegurándose de que los mejoradores actualicen periódicamente sus conocimientos. “En las ciencias agrícolas las cosas cambian muy rápido”, explicó. Sylvester Oikeh, gerente de proyecto de WEMA de la Fundación Africana de Tecnología Agrícola, instó a los participantes a convertirse en mentores de los jóvenes científicos y a compartir con ellos sus conocimientos y habilidades. Oikeh agradeció que le hubieran permitido ver lo que el proyecto DTMA está haciendo en relación con el trabajo de mejoramiento de WEMA.

Shehu Ado del Instituto de Investigación Agrícola de Samaru, Nigeria, anticipó que el curso sería de mucha ayuda para sus estudiantes. “Alentaré a mis estudiantes a que apliquen los nuevos conocimientos en su propio trabajo;”, dijo Ado respecto a Fieldbook, “van a ganar mucho pues se simplificarán los procesos de análisis.” Thokozile Ndlela, Ministro de Agricultura de Zimbabwe, expresó su entusiasmo por las mejoras que se han hecho a Fieldbook y por los recientes avances en el mejoramiento de maíz.

Como facilitadores actuaron funcionarios del CIMMYT, del GCP y de Monsanto. La coordinación estuvo a cargo de Cosmos Magorokosho y Stephen Mugo, mejoradores de maíz del CIMMYT-Zimbabwe y CIMMYT-Kenia, respectivamente.