• Home
  • Conocer más sobre las royas para poder combatirlas

Conocer más sobre las royas para poder combatirlas

October 25, 2011

Del 26 de septiembre al 6 de octubre, por tercer año consecutivo, científicos de varios países se congregaron en el Instituto Keniano de Investigación Agrícola (KARI), en Njoro, donde se impartió el curso de “Estandarización de anotaciones y evaluación de germoplasma”. Entre los 15 países participantes estuvieron India, Paquistán, Bangladesh, China, Nepal, Irán, Etiopía, Kenia y Uganda.

El curso se estructuró de manera que los científicos aprendieran más sobre el riesgo que implican las royas en la producción de trigo; que conocieran nuevos métodos para combatirlas (genética, patología, mejoramiento y genética molecular); e instruirlos en el uso de metodologías comunes para identificar, puntuar y evaluarlas, tanto en el campo como en parcelas experimentales. Las demostraciones prácticas se concentraron en metodologías y ejercicios para el registro de grados de infección, tanto en el invernadero como en el campo, comentó Sridhar Bhavani, patólogo/mejorador de trigo del CIMMYT que coordinó el curso.

En sus prácticas los investigadores aplicaron el componente para África oriental de los proyectos Iniciativa Borlaug para el Combate a la Roya (BGRI) y Resistencia Durable a la Roya en el Trigo (DRRW) en Kenia. Mediante estos proyectos se hace un monitoreo más intensivo de la migración de Ug99 y sus variantes; se agiliza la selección de germoplasma en campo de germoplasma; se identifican nuevas fuentes de resistencia; se adquiere un mayor conocimiento de la base genética de la resistencia; se crean programas de mejoramiento específicos; y se refuerzan las capacidades de los programas nacionales. Hubo también oportunidad de que los participantes conversaran con científicos internacionales y de que los instructores, en su interacción con los participantes, se enteraran de problemas que van surgiendo.

El curso fue inaugurado por Joseph Ochieng, Subdirector (cultivos alimentarios) del KARI. Reiterando la importancia del curso, Ochieng señaló que la enfermedad, sobre todo royas como Ug99, representa serios problemas para la producción del trigo y la seguridad alimentaria en el futuro, algo necesario para la seguridad nacional. Exhortó a los científicos a hacer su mejor esfuerzo para encontrar un método eficaz para el control de enfermedades: “Necesitan trabajar más duro y con más ahínco para detener la avalancha de brotes de roya.”

Además de los aspectos técnicos del curso, se informó a los participantes de la situación de las royas en el mundo y de cómo los países de manera individual están haciendo frente a este problema. De las tres principales royas (del tallo, amarilla y de la hoja), Ug99 —una variante de la roya del tallo detectada en Uganda en 1998 y en 2007 en Irán— representa la más grande amenaza para la producción mundial de trigo. Desde su aparición, se ha propagado rápidamente y se ha descubierto que más de 90% de las variedades comerciales de trigo que se han mandado al KARI-Njoro para selección son susceptibles a dicha enfermedad; según proyecciones, esto incluye todo el trigo que se cultiva en la ruta de propagación que ha seguido Ug99 entre África Oriental y Sudasia. Más preocupación causa la rápida mutación de la variante; de 2006 a la fecha se han reportado siete nuevas mutaciones.

El curso anual es parte de un proyecto a mayor escala del BGRI/DRRW en Kenia, una iniciativa de la Universidad de Cornell que están implementando el CIMMYT y el KARI con la colaboración de 16 instituciones científicas internacionales y financiamiento de la Fundación Bill & Melinda Gates y del Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido. Twege Sok, participante de Zimbabwe, opinó: “Enfermedades tan devastadoras como Ug99 se pueden erradicar únicamente con la colaboración internacional y el liderazgo de iniciativas como las del CIMMYT-DRRW-KARI.”

En la clausura del curso, Ravi Singh, del CIMMYT-México destacó: “Ustedes son ahora los embajadores, los emisarios que llevarán a sus respectivos países nuevos conocimientos y experiencia; ustedes podrán compartir todo esto con los formuladores de políticas, con sus colegas, pero también tendrán que ponerlos en práctica.”