• Home
  • Conferencia del KARI sobre ciencia pone de relieve los impactos de la labor conjunta Kenia-CIMMYT

Conferencia del KARI sobre ciencia pone de relieve los impactos de la labor conjunta Kenia-CIMMYT

November 14, 2012

Como un homenaje a una de las asociaciones más valiosa del CIMMYT en materia de investigación, su director general, el Dr. Thomas Lumpkin, dio una conferencia magistral durante la 13ª Conferencia y Agriforo Bienal de Ciencia del Instituto Keniano de Investigación Agrícola (KARI) celebrada el 22 de octubre en las instalaciones de su sede, en Nairobi, Kenia. Con el tema “Sistema de innovación agrícola para aumentar la productividad y la competitividad para lograr las metas de la Visión 2030”, la conferencia congregó a más de 200 oradores y 60 expositores, incluido el CIMMYT, que fue uno de los patrocinadores del evento.

El invitado de honor y asistente del Ministro de Agricultura de Kenia, Sr. Gideon Ndambuki, dijo que la conferencia era un reflejo de las aspiraciones del gobierno de contar con un foro para que los sistemas nacionales y sus colaboradores dieran a conocer los avances de la ciencia aplicada a la agricultura. Invitó a los participantes a “predicar con el ejemplo”, adoptando en sus propios terrenos las innovaciones tecnológicas que se mostraron en la conferencia.

El Sr. Ndambuki también encomió las iniciativas del KARI para proveer cultivos tolerantes a la sequía a los agricultores de las zonas áridas y semiáridas. “Esto es especialmente crucial en estos tiempos en que el mundo entero padece los efectos del cambio climático”, dijo Ndambuki. “La semilla ayuda a los agricultores a adaptarse a estos cambios y también es apropiada para lugares que antes tenían alta precipitación pluvial; ayuda además a que nos demos cuenta de que los efectos de las fluctuaciones del clima son algo real.”

Sinergia para el éxito

El Dr. Ephraim Mukisira, director del KARI, resaltó la excelente asociación KARI-CIMMYT y su importancia para atender problemas como el de la necrosis letal del maíz y la roya del tallo del trigo. “La variante de la roya conocida como Ug99 está ahora bajo control con las nuevas variedades que ha desarrollado el KARI en colaboración con el CIMMYT”, dijo Mukisira, y agregó que ya se han liberado variedades resistentes para que los agricultores las utilicen en este ciclo de siembra.

En su discurso, el Dr. Lumpkin pidió que se aplique la ciencia para hacer frente a los problemas de la seguridad alimentaria. “Solo las nuevas tecnologías, como el germoplasma tolerante a estreses y las prácticas agronómicas apropiadas, ayudarán a que los agricultores produzcan más cultivos alimentarios”, recalcó. Mencionó el creciente consumo de trigo en África, originado por el crecimiento de la economía y la demanda de alimentos de conveniencia, que ha ido incrementándose a medida que crece el número de mujeres que trabajan fuera del hogar. “África pagará 12 mil millones de dólares por la importación de 40 millones de toneladas este año”, prosiguió. “Como consecuencia de esta enorme dependencia de las importanciones la región está volviéndose vulnerable ante las caídas del mercado y el desabasto. Los países afectados necesitan invertir en la I&D de trigo.”

Por último, el Dr. Lumpkin mencionó la asociación KARI-CIMMYT mediante la cual se están evaluando la necrosis letal de maíz en Kenia y generando variedades resistentes; felicitó a los grupos del sector público privado que están generando, ensayando y liberando variedades de maíz elite tolerantes a sequía y escasez de nitrógeno para los pequeños agricultores. Muchos de los agricultores que visitaron el display del CIMMYT en el evento expresaron enorme interés en probar las nuevas variedades en sus lugares de trabajo, lo cual destaca la importancia de las asociaciones del Centro con el sector de la semilla.

Ciencia para acelerar el mejoramiento
El KARI y el CIMMYT están construyendo un complejo que se destinará a la tecnología DH para el maíz en la estación del KARI en Kiboko. Con esta tecnología es posible generar líneas puras homocigotas en un año en lugar de los varios años que requiere la autofecundación; sin embargo, su uso ha estado restringido en los programas de mejoramiento de maíz del sector público por la falta de inductores tropicales/subtropicales. El CIMMYT y la Universidad de Hohenheim generaron recientemente líneas inductoras de haploidía tropicalizadas y dieron capacitación sobre su uso a investigadores africanos. El método de DH acelerará la liberación de variedades de maíz para los agricultores y el complejo en Kiboko tendrá una función primordial, según Lumpkin. “Con este importante complejo, que dará servicio principalmente a instituciones africanas, esperamos generar por lo menos 60,000 líneas DH cada año para 2016”, aseveró.