Cómo mejorar maíz resistente a insectos, curso en Kenia

August 20, 2013

IMG_2264“El viaje fue una revelación para mí. No tenemos recursos para hacer crianza masiva de insectos en Etiopía; tampoco hacemos infestación artificial de barrenadores del tallo. Solo hacemos inoculación natural para nuestros ensayos, que no produce una infestación uniforme y nos conduce a conclusiones erróneas”, dijo Midekssa Ardessa del Centro de Investigación Agrícola de Bako, Instituto Etíope de Investigación Agrícola (EIAR), quien compartió el aula con un grupo de científicos de Etiopía, Uganda, Tanzania y Mozambique que recibieron capacitación práctica en mejoramiento de maíz con resistencia a insectos, del 21 al 27 de julio de este año. “Ahora sabemos mucho más de la crianza masiva de barrenadores, y después visitar el insectario del CIMMYT en Katumani y de haber puesto manos a la obra, sabemos como poner en operación un insectario”, añadió Abiy Dibaba del Centro de Investigación del EIAR en Melkasa. “En el laboratorio de análisis postcoscha del CIMMYT en Kiboko aprendimos mucho acerca de los gorgojos y los barrenadores grandes del maíz, y también como seleccionar materiales para obtener resistencia a estas plagas.”

El propósito de la visita de los científicos, que fue organizada y facilitada por los proyectos Maíz resistente a insectos para África (IRMA III Convencional) y Maíz que hace un uso más eficiente del agua (WEMA), era que aprendieran a hacer mejoramiento para obtener resistencia a plagas de insectos, selección de resistencia e infestación en el campo y el laboratorio. Los científicos provenían del EIAR; Instituto Keniano de Investigación Agrícola (KARI); Instituto Seliano de Investigación Agrícola (SARI), Tanzania; Programa Nacional de Control Biológico de Tanzania; Ministerio de Agricultura de Tanzania; Instituto Nacional de Recursos Agrícolas (NACRRI) de la Organización Nacional de Investigación Agrícola (NARO), Uganda; y el Instituto Nacional de Estudios Agronómicos (IIAM), Mozambique.

wandera“La visita dio la oportunidad a los científicos de conocer más de los proyectos IRMA y WEMA en Kenia, y compartir sus experiencias en la crianza de insectos, el mejoramiento de maíz y el control plagas con sus colegas de otros países”, indicó Stephen Mugo, científico principal, mejorador de maíz y coordinador de los dos proyectos. Dijo además que esta experiencia es una manera de aprendizaje para los científicos del CIMMYT. El grupo visitó los viveros y los ensayos de germoplasma resistente a plagas de insectos en los sitios de Embu, la Universidad de Kirinyaga y Kiboko, donde aprendieron a preparar, inocular, manejar y tomar datos en los ensayos y viveros. En los criaderos masivos de barrenadores del tallo en la estación Katumani del KARI, como parte de la fase III de IRMA, los científicos aprendieron a establecer, equipar y manejar criaderos de barrenadores del tallo; en Kiboko se concentraron en la preparación, manejo y recolección de datos para la selección de plagas de almacenamiento. Las prácticas en el campo y el laboratorio fueron facilitadas por el Dr. Tadele Tefera, investigador/entomólogo del CIMMYT.

Como parte de su programa anual, IRMA ha capacitado a más de 50 científicos desde su lanzamiento en 2009. “Muchos de nosotros podemos hablar con facilidad y confianza de la crianza de insectos. Sin embargo, el verdadero reto es cuanto tenemos que encargarnos de los aspectos prácticos”, admitió Tedera. “Lo que les mostramos es apenas la punta del iceberg en lo que a crianza masiva de insectos se refiere. Queda muchísimo por aprender; mucho que uno va aprendiendo a medida que se adentra en los aspectos prácticos.” Los científicos agradecieron el esfuerzo de los organizadores, y uno de ellos, Egas Nhamucho del IIAM, dijo: “La infestación del maíz con barrenadores del tallo fue un verdadero punto de aprendizaje para mí, una tarea que tiene que hacerse con paciencia, pues hay que tomar 10 larvas diminutas, cuidando de no perforarlas y matarlas con el pincel de pelo de camello, y luego colocarlas cuidadosa y estratégicamente en cada planta de maíz. Las sesiones de práctica me hicieron valorar realmente algunas de las tareas que muchas veces hacemos por hacer.”

Al término del evento, Yoseph Beyene, científico/mejorador del CIMMYT, pidió a los científicos que se aseguraran de que tanta gente como sea posible tuviera acceso a los conocimientos que habían adquirido. “Inviertan en la gente para que puedan realizar su trabajo de manera eficaz y obtener los resultados que esperan.”

Sylvester Oikeh, gerente del proyecto WEMA agradeció a los científicos del CIMMYT el apoyo dado al equipo de Uganda para poner en marcha el insectario de Namulonge: “Espero que otros países emulen a Uganda e instalen sus propios insectarios.”