• Home
  • CIMMYT lanza servicio de mensajes de voz como parte de un proyecto de CCAFS en India

CIMMYT lanza servicio de mensajes de voz como parte de un proyecto de CCAFS en India

September 19, 2013

CCAFS-India1Por Surabhi Mittal

Se pone en marcha un nuevo programa piloto cuyo objetivo es que los agricultores reciban información sobre el tiempo, plagas y fluctuaciones climáticas en sus celulares. El CIMMYT lanzó el proyecto “Programas de asesoría sobre agricultura climáticamente inteligente para los agricultores de los sitios de estudio de CCAFS en la India”, el 15 de agosto en cuatro comunidades del distrito de Karnal, Haryana, y el 1 de septiembre en el distrito de Vaishali, Bihar. El proyecto es coordinado por la economista Surabhi Mittal del CIMMYT, IFFCO Kissan Sanchar Limited (IKSL) en la parte de contenido y Kisan Sanchar en la de diseminación e implementación.

El proyecto tiene varias metas: ayudar a los agricultores a aclarar sus dudas respecto a la tecnología climáticamente inteligente; ayudarlos a que adopten tecnologías que aminoren los riesgos que les impone el cambio climático; y medir los impactos que genera en los agricultores el hecho de recibir información en sus teléfonos móviles. En el proyecto participan 1,200 agricultores y agricultoras de ocho comunidades y su fase piloto tendrá una duración de ocho meses. Todos los días, los agricultores reciben mensajes de voz y de texto en sus teléfonos móviles—de ser necesario, se mandan en hindi. Por estos medios reciben predicciones del clima, información de plagas y recomendaciones para su control, notas sobre las tecnologías inteligentes e información general. Se creó una base de datos con información de los agricultores y sus números telefónicos. Algunos agricultores pertenecen a las aldeas climáticamente inteligentes de CCAFS y algunas de control en los distritos de Karnal y Vaishali. Uno de los problemas que encontraron al crear la base de datos fue que los agricultores no reciben mensajes de números desconocidos, porque están sujetos a las normas del registro “no molestar” de la Autoridad Reguladora de Telecomunicaciones de la India (TRAI).

Los integrantes del proyecto trabajaron con los agricultores para liberar sus mensajes y obtener autorización de la TRAI para cancelar la función. Lograr que las mujeres participaran en el estudio fue otro problema. Dadas las barreras culturales, los hombres no están dispuestos a compartir los números de contacto de sus cónyuges. En pláticas informativas y discusiones en grupos realizadas en Karnal el 29 y 30 de agosto se discutió este asunto. Surabhi Mittal se entrevistó con los Sarpanch (jefe electo) de las aldeas y con mujeres que trabajan en el sector salud del gobierno, conocidas como trabajadoras Anganwadi. Las cuatro aldeas de Karnal tienen mujeres Sarpanch, y esto ayudó a movilizar a sus congéneres que trabajan el campo o que son jefas de familia. En Bihar, hay una mujer pionera que trabaja con las agricultoras y que se encargó de formar grupos para el proyecto. El proyecto tiene un mecanismo de retroalimentación personalizada de doble vía. La primera, mediante una línea de ayuda los agricultores vierten sus opiniones, comentarios o sugerencias y piden respuesta a sus preguntas.
CCAFS-India2

Algunas preguntas tienen respuesta inmediata, otras son redirigidas a otros expertos; las que no tienen respuesta en el momento se guardan, se investiga y luego, más tarde, se le llama al agricultor para darle la respuesta. La información que se obtiene el día siguiente se manda en mensajes de voz, si es que es relevante para grandes grupos de agricultores. Los mensajes de voz y su contenido son grabados un día antes de mandarlos para que así transmitan lo más importante y más solicitado. La otra forma de recibir retroalimentación es a través de exploradores de campo que interactúan con los agricultores, sesiones de grupo que se organizarán continuamente, y por medio de un formulario de retroalimentación cada quince días. Se está haciendo todo lo posible por organizar la información de manera que sea pertinente, oportuna, personalizada y utilizable para los agricultores. Los equipos de investigación y de campo tienen que trabajar estrecha y proactivamente para atender las diversas solicitudes. Corregir los números telefónicos y lograr que los agricultores se convenzan de los beneficios de conocer nuevas tecnologías son dos grandes desafíos. Sin embargo, el entusiasmo de los agricultores —que se percibe porque ha aumentado el número de mensajes escuchados y el número de llamadas a la línea de ayuda—es un gran aliciente para el equipo del proyecto.