Bhután libera variedades de trigo después de 20 años

August 27, 2014

Arun Joshi

Un agricultor butanés, muy contento, en el trigal donde sembró Bajosokhaka, una de las variedades recién liberadas. Foto: Sangay Tshewang, Bután.

Un agricultor butanés, muy contento, en el trigal donde sembró Bajosokhaka,
una de las variedades recién liberadas.
Foto: Sangay Tshewang, Bután.

Considerando la superficie dedicada a su cultivo, el trigo es un cereal de baja producción en Bután y se le siembra en solo 5,540 acres (aprox. 2,242 hectáreas). No obstante, se reconoce su importancia en el sector agrícola por sus diversos usos en la producción de alimentos y otras características. Esto es especialmente relevante en comunidades aisladas y remotas que no pueden importar productos a base de dicho cereal. La producción de trigo se ha visto obstaculizada por muchos factores, entre ellos, la presión de enfermedades (sobre todo royas). Sonalika es susceptible a enfermedades pero sigue siendo la megavariedad que se siembra en una superficie considerable. Además, el sistema de investigación ha tenido que lidiar con el problema de falta de científicos capacitados y especializados en el programa de trigo.

Los proyectos colaborativos entre diferentes grupos interesados (Programa de Trigo de Bután, CIMMYT, DRRW/ BGRI, CSISA, etc.) han sido muy efectivos y fructíferos. El apoyo que han recibido les ha ayudado a reforzar la capacidad técnica de los investigadores butaneses en la selección de variedades, inspección y vigilancia de enfermedades, calificación de royas y otras actividades. El resultado más tangible de la cooperación quedó de manifiesto el 13 de agosto, cuando el Gobierno de Bután dio su aprobación para liberar dos variedades (Bajosokhaka y Gumasokhaka) del CIMMYT. Éste es el primer lanzamiento de variedades en el país en las últimas dos décadas. Bajosokhaka incluye en su genealogía ATTILA*2/STAR/4/SNI/TRAP#1/3/ KAUZ*2/ TRAP//KAUZ) y Gumasokhaka se desarrolló a partir de la cruza KIRITATI//HUW234+LR34/ PRINIA.

“Las dos variedades rindieron en promedio 50% más que Sonalika, la variedad más popular, en los tres años de ensayos multilocalidades en Bután”, reporta Sangay Tshewang, científico y coordinador del Subcentro de Recursos Naturales Renovables y Desarrollo en Tsirang. Agregó que en ensayos en finca las variedades también superaron el comportamiento de las otras dos. Dado el notable comportamiento de ambas en siembra a tiempo y tardía y sin aplicar mucha agua, se cree que contienen tolerancia a la sequía. Además de su rendimiento y potencial de tolerancia a la sequía, las variedades tienen buena resistencia a la roya amarilla; en cambio, Sonalika fue seriamente afectada.

La liberación de las dos variedades es un logro notable y ahora los agricultores tienen la opción de sembrar trigo resistente a la roya y obtener mayores beneficios con la misma cantidad de trabajo e insumos. Hans Braun, Director del Programa Global de Trigo, comentó que “la liberación de variedades nuevas también da inicio a un nueva etapa en la producción de trigo en Bután”. Antes del lanzamiento de las variedades se programó la multiplicación de semilla, cuyo volumen total fue de 20 toneladas que se utilizarán el próximo año, según el mejorador del CIMMYT Arun Joshi. El Centro Nacional de Semilla del Departamento Butanés de Agricultura ha sido comisionado para producir semilla de las nuevas variedades, la cual se promoverá y distribuirá para el próximo ciclo de cultivo.

Sin embargo, la oficina regional del CIMMYT en Katmandú ha facilitado la introducción de germoplasma elite, que recientemente se liberó en el Sur de Asia (principalmente en Nepal), y líneas avanzadas del Programa Global de Trigo en México. El intercambio de germoplasma en Bután empezó en 2011. En ese año se introdujeron líneas con potencial —que todavía estaban en el proceso de selección de variedades con la participación de los agricultores en el Sur de Asia— y algunos ensayos del CIMMYT: Ensayos de Rendimiento de Trigo de Primavera Elite (ESWYT) y Ensayos de Rendimiento de Trigo de Primavera para Zonas Semiáridas (SAWYT). La introducción de germoplasma fue complementada por el CIMMYT, el proyecto de Resistencia Durable a la Roya y la Iniciativa Mundial Borlaug para Combatir la Roya, y esto hizo posible que los investigadores de Bután participaran en talleres, juntas y conferencias anuales. En dichos eventos los investigadores obtuvieron información y novedades sobre la investigación y desarrollo de materiales de trigo. La colaboración del programa de mejoramiento de la Iniciativa para la Producción de Cereales en el Sur de Asia (CSISA) también fue muy valiosa.