• Home
  • Adaptación y estabilidad de la agricultura ante los efectos del cambio climático: una meta común de Bioversity, BISA y CIMMYT

Adaptación y estabilidad de la agricultura ante los efectos del cambio climático: una meta común de Bioversity, BISA y CIMMYT

September 25, 2013

Una demostración de cómo hacer la medición de gases de invernadero en el ensayo permanente de agricutultura de conservación en un sistema de arroz-trigo en terrenos de la Universidad Agraria de Rajendra, en Pusa. Foto: Deepak Kumar Singh/CIMMYT

Una demostración de cómo hacer la medición de gases de invernadero en el ensayo permanente de agricutultura de conservación en un sistema de arroz-trigo en terrenos de la Universidad Agraria de Rajendra, en Pusa. Foto: Deepak Kumar Singh/CIMMYT

Por M.L. Jat

Aumentar el acceso a semilla mejorada y adaptada a las condiciones locales y a tecnologías agronómicas climáticamente inteligentes son dos estrategias que Bioversity International y CIMMYT-India están utilizando para que los agricultores de bajos recursos mitiguen los efectos del cambio climático en sus campos. Con la reciente visita de la directora general de Bioversity, Ann Tutwiler, a las instalaciones del Instituto Borlaug del Sur de Asia (BISA) en Pusa y las aldeas climáticamente inteligentes en el distrito de Vaishali, Bihar, la alianza entre los dos organismos se afronten y se adapten a las variaciones climáticas en el este de la India.

Los grupos son parte de la iniciativa Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS). La agricultura está a merced de las variaciones de temperatura y de los fenómenos climáticos erráticos. Los impactos de estos fenómenos para los pequeños agricultores se reflejan en las bajas de producción y el aumento de costos. Tutwiler dijo que CIMMYT, BISA y Bioversity tienen áreas de interés en común y que deberían complementar el trabajo de uno y otro para que los agricultores adopten las tecnologías climáticamente inteligentes, adaptando semilla tolerante a estreses e integrando prácticas agronómicas mejoradas.

Lo más apremiante es lograr la cooperación de múltiples actores y aplicar la experiencia colectiva para encontrar una solución a estos problemas en beneficio de los agricultores. Tutwiler y otros visitantes pudieron observar parte del trabajo de la investigación estratégica en agricultura de conservación en las parcelas de BISA y las actividades de la investigación colaborativa entre el CIMMYT y el Instituto Indio de Investigación Agrícola (IARI). Asimismo, el grupo discutió los beneficios a largo plazo de la agricultura de conservación (aumento de la productividad, aumento de la fertilidad del suelo, ahorros en costos y menos emisiones de gases de invernadero). “En Pusa estamos haciendo investigación a largo plazo en agricultura de conservación en los sistemas de producción predominantes, con objeto de monitorear y planear la forma en que en el futuro estos sistemas y sus componentes tecnológicos sean más productivos y estables en las Llanuras Indogangéticas”, precisó M.L. Jat, agrónomo sénior especialista en sistemas de producción del CIMMYT. “Estos sistemas funcionarán como centros de capacitación para los diversos colaboradores.”

ML Jat explica qué opciones existen para asegurar una producción estable en los sistemas de producción de las Llanuras Indogangéticas Orientales. Foto: Deepak Kumar Singh/CIMMYT

ML Jat explica qué opciones existen para asegurar una producción estable en los sistemas de producción de las Llanuras Indogangéticas Orientales. Foto: Deepak Kumar Singh/CIMMYT

El grupo conoció las tecnologías climáticamente inteligentes que promueve el CIMMYT en colaboración con otros centros del CG y los Servicios Nacionales de Investigación Agrícola y Servicios de Extensión bajo el auspicio de CCAFS. Mamta Kumari, agricultora de la aldea climáticamente inteligente de Rajapakar, dijo: “Las lluvias han sido impredecibles en los últimos años. Nuestros cultivos y nuestro sustento están en riesgo a causa de las variaciones climáticas.

Sin embargo, ahora recibimos más información de nuevas semillas, métodos y tecnologías; podemos ver el cambio.” Al tener acceso a información oportuna del clima, semilla con mejor adaptación y prácticas agronómicas mejoradas, las mujeres agricultoras ahora se sienten seguras y están preparadas para afrontar los cambios. “Estamos ahorrando alrededor de 5,000 rupias (aprox. 79 dólares) sobre el costo de producción con el uso de cero labranza en la siembra de trigo”, reportó Kumari. La Sra. Tutwiler y el Dr. Thomas Lumpkin, director general del CIMMYT, discutieron las metas de Bioversity, BISA y CIMMYT en pro de mejorar la vida de los agricultores en las condiciones que impone el cambio climático. El grupo dijo que la integración de la fortaleza del CIMMYT en agricultura de conservación con la labor de Bioversity tendrá un papel decisivo para que las tecnologías robustas de producción agrícola lleguen a los agricultores de bajos recursos y los ayuden a realizar todo el potencial de las variedades nuevas, y que esto les permita aumentar su productividad y sus ingresos